16Sep - by Master - 0 - In Allgemein

Más de quinientas servidoras domésticas ya fueron inscritas ante la seguridad social de Costa Rica, mediante el nuevo reglamento que baja costos de aseguramiento y es menos engorroso para los patrones, por la posibilidad de realizar el trámite desde la casa a través de internet.

Según la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), entre el 9 de agosto y el 6 de septiembre del corriente, 567 servidoras domésticas fueron aseguradas en todo el país, de las cuales 324 trámites se hicieron en línea y 243 de manera presencial en oficinas centrales y regionales.

El gerente financiero de la CCSS, Gustavo Picado, dice que las cifras son satisfactorias para la entidad “ya que mediante este novedoso sistema se facilita que aquellas personas que tienen una empleada doméstica la puedan asegurar por tiempos parciales, a un menor costo y mediante un proceso muy fácil de autogestionar en cualquier momento del día o de la noche, pues la plataforma (digital) opera las 24 horas del día”.

Lea: Desempleo da tregua a nicas en Costa Rica

No obstante, la cifra es ínfima comparada con datos del 2016. La Encuesta Nacional de Hogares (Enaho) registró un total de 169,033 personas en trabajo doméstico. La cifra incluye hombres que se dedican a esta actividad.

Nicaragua el principal proveedor de trabajadoras domésticas

A mayo de este año, la CCSS reportó un total de 15,105 afiliadas al seguro de salud y de 15,061 al seguro de pensiones, como asalariadas en la rama de actividad servicio doméstico.

La nueva modalidad de aseguramiento doméstico no debería interesar a Nicaragua si el sector no fuera una de las principales fuentes de empleo para inmigrantes nicaragüenses, en su mayoría mujeres.

Le puede interesar: Miles de nicaragüenses retornarán de Costa Rica en Semana Santa

La Enaho encontró durante el primer trimestre del 2017 a 291,258 nicaragüenses en Costa Rica. De esa cifra 194,223 tenían empleo y de estos el 17.1 por ciento se emplea en el servicio doméstico.

El nuevo reglamento está vigente desde agosto y posee dos componentes principales: uno que tiene que ver con el costo del aseguramiento y el otro con las diversas opciones institucionales para agilizar el trámite.

El nuevo reglamento para asegurar a las domésticas

El primer componente está relacionado con un menor costo en las contribuciones obreras y patronales por el aseguramiento de las trabajadoras domésticas que sean contratadas por jornadas parciales, en virtud de que los empleadores podrán acogerse a una modalidad especial cuando el salario de la servidora sea inferior a la Base Mínima Contributiva y la persona asegurada recibirá los mismos beneficios del sistema.

Esto quiere decir, por ejemplo, que el patrono que remunera a su trabajadora doméstica con un salario de cien mil colones mensuales (172 dólares) actualmente, debería cancelar 52,398 colones (noventa dólares) por concepto de cuotas obrero patronales.

Lea también: Mano de obra nica “es vital” en Costa Rica

Pero si se acoge a la modalidad especial que contempla el nuevo reglamento, pasaría a cancelar un monto de 26,199 colones (45 dólares) por el mismo concepto, lo que representa un cincuenta por ciento de reducción en el costo del aseguramiento.

Este es solo un ejemplo, ya que el salario mínimo mensual de una empleada doméstica durante el primer semestre de 2017 en Costa Rica fue de 178,703.50 colones, equivalentes a 308.20 dólares al tipo de cambio actual.

El segundo componente que se establece en el nuevo reglamento simplifica trámites, en virtud de que la institución consolidó un canal virtual, que se puso a disposición de los patrones a partir del 9 de agosto, que facilitará el aseguramiento de su trabajadora doméstica a través de un proceso ágil y oportuno desde su hogar u otro sitio con acceso a internet, las 24 horas del día.

La entrada Costa Rica con pocas trabajadoras domésticas aseguradas aparece primero en La Prensa.