26Sep - by Master - 0 - In Allgemein

La Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL) adeuda con la Caja Rural Nacional (Caruna) 3,423 millones de córdobas, equivalente a 114 millones de dólares, de acuerdo con el cambio vigente a finales de 2016, revela la última auditoría financiera interna que se le realizó a esta empresa estatal.

Esta es la deuda más grande que alguna instancia estatal tiene con esta cooperativa, que ha funcionado como un banco paraestatal que se ha convertido en la principal prestamista del Estado.

Le puede interesar: Enatrel incrementa sus gastos administrativos y de producción

Caruna usa como fondos para estos préstamos de ENEL el dinero del acuerdo petrolero entre Nicaragua y Venezuela. Este acuerdo se sostiene gracias a la factura por compra de carburantes, hecha por los ciudadanos nicaragüenses.

“Al 31 de diciembre de 2016, los estados financieros de ENELpresentan saldos por pagar a largo plazo e intereses por pagar a la Cooperativa de Ahorro y Crédito Caja Rural Nacional RL (Caruna), por 3,035 millones de córdobas y 388 millones de córdobas, respectivamente. Esta deuda no ha tenido movimientos de pago durante los años 2015-2016”, se lee en el informe de auditoría interna a la que se tuvo acceso.

Lea también: 351.2 millones de dólares en préstamos de Caruna a empresas del Estado y alcaldías

Este préstamo supuestamente fue para adquisición de combustibles, pagos operativos, el proyecto de construcción del bypass de la Planta Centroamérica y Carlos Fonseca. Este empréstito fue a una tasa de interés de ocho por ciento anual.

No se refleja en informes presupuestarios

Leonardo Labarca, investigador del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp), revela que la deuda que tiene ENEL con Caruna, no se refleja en la información que presenta el Gobierno sobre proyectos de infraestructura, que supuestamente financia parte de dichos préstamos.

Lea además: Caruna ha prestado a Enatrel más de 68 millones de dólares

“Según el informe de auditoría se menciona que se utiliza para adquisición de combustible y para la construcción de un bypass de dos plantas hidroeléctricas, pero eso no aparece reflejado en los proyectos que presentó el Gobierno en ese año. Ni en los informes de liquidación del Presupuesto General de la República ni en los mismos presupuestos aprobados se encuentra información sobre este tipo de ingresos en particular; tampoco en el Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP) se reporta esta fuente de financiamiento para dichos proyectos”, dijo Labarca.

El investigador señaló que al no coincidir la información quedan muchas dudas del porqué ENEL tuvo que hacer un préstamo a Caruna, si estos no fueron para financiar ninguna de las obras que menciona.

Entran como fondos propios

Labarca explica que es posible que la adquisición de estas deudas entran como fondos propios a esta empresa, lo cual no es ilegal, porque ENEL es una empresa estatal que tiene capacidad de adquirir deuda propia, “pero no se refleja el monto que directamente va a cofinanciar esos proyectos; por ejemplo, el SNIP muestra solamente cuando son fuentes externas (préstamos o donaciones)”, apuntó.

“Esta es una debilidad que el Ieepp ha señalado siempre sobre la transparencia presupuestaria y fiscal del sector público, ya que es necesario brindar mayor información sobre la deuda pública, sobre todo la interna; ¿con quién se está endeudando internamente el sector público nicaragüense? ¿A cuánto asciende esta deuda por acreedor? Son preguntas que se deberían responder a través de la información pública, ya que al fin de cuentas esas deudas son pagadas en parte con dinero del Presupuesto de la República de Nicaragua, es decir, por todos los nicaragüenses”, agregó Labarca.

Le puede interesar: Otro pago de C$458 millones a Caruna por deuda de Enabas

Una investigación de LA PRENSA, publicada en abril del año pasado, reveló que a esa fecha Caruna se había convertido en la mayor prestamista del Estado.

La cooperativa administra con discrecionalidad los recursos del acuerdo petrolero generados por las compras de combustible del país. Es manejada por personeros estrechamente vinculados a la familia presidencial.

Lea también: Caruna cobra sin piedad por casas sociales

El Banco Corporativo (Bancorp), perteneciente a la sociedad Alba de Nicaragua SA (Albanisa), también manejada por operadores vinculados a la familia presidencial y que administra los fondos del acuerdo petrolero con Venezuela, despuntó en noviembre del año pasado como prestamista del Estado.

El 22 de noviembre pasado, en La Gaceta, Diario Oficial del Estado, se publicó el acuerdo 216-2016, en el cual se ordena al Ministerio de Hacienda y Crédito Público registrar como deuda pública y pagar 22.3 millones de córdobas (un poco más de 756 mil dólares al cambio actual) de una deuda contraída por la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) con el Bancorp.

Se mantienen tasas al 8%

Los préstamos otorgados por la Caja Rural Nacional son otorgados con tasas de interés del ocho por ciento anual.

Este interés está por encima del establecido en préstamos hechos a empresas estatales por entidades financieras internacionales reconocidas, como el Banco Europeo de Inversiones (BEI), el cual es de dos por ciento anual.

Documentos internos a los que ha tenido acceso LA PRENSA y publicaciones en La Gaceta, Diario Oficial del Estado, también revelan que hay empréstitos con condiciones flexibles con tres años de gracia y tasas de interés que oscilan entre el uno y el tres por ciento anual, como los otorgados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) o el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE). Sin embargo, el Gobierno apuesta a endeudarse con la cooperativa paraestatal.

Las deudas con Caruna

Estas son las principales empresas del Estado, aparte de la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL), que tienen deudas millonarias con la Caja Rural Nacional. Estas deudas no fueron aprobadas por la Asamblea Nacional y tampoco están registradas en el Presupuesto General de la República.

  • 68.8 millones de dólares adeuda la Empresa de Transmisión Eléctrica (Enatrel), de acuerdo con una auditoría financiera interna hasta el 31 de diciembre de 2016, a la que tuvo acceso LA PRENSA.
  • 15.8 millones de dólares fueron registrados como deuda pública de la Empresa Nicaragüense de Alimentos Básicos para supuestamente comprar comida a familias afectadas por la hambruna en el Corredor Seco del país. Esta deuda ya fue cancelada a Caruna el 30 de mayo del 2017.
  • 10 millones de dólares, aproximadamente, le fueron cancelados a Caruna el año pasado, por préstamos a la Empresa Administradora de Aeropuertos Internacionales.

La entrada ENEL debe 114 millones de dólares a Caruna aparece primero en La Prensa.