28Sep - by Master - 0 - In Allgemein

Puerto Rico, una semana después de que el huracán María devastara la isla, vive un día a día marcado por la ausencia general de electricidad, las comunicaciones telefónicas en precario, graves problemas de distribución de combustible y una población que lucha diariamente por hacerse con agua y alimentos. Más de 10,000 personas permanecen refugiados en los 180 centros habilitados en toda la isla.

El Gobierno liderado por Ricardo Rosselló y las agencias federales de Estados Unidos que han trasladado a Puerto Rico a cientos de efectivos tratan, en conjunto, de restablecer la situación de un territorio devastado con sectores todavía incomunicados y fuertes lluvias en el área oeste que entorpecen la recuperación.

El director de la Autoridad de la Energía Eléctrica (AEE), Ricardo Ramos, señaló que de momento solo un 4 por ciento de los abonados de la compañía estatal han recuperado el servicio y que la prioridad ahora son los hospitales y acueductos.

Largas filas

La precaria situación la sufre una ciudadanía que se agolpa en las gasolineras guardando filas kilométricas para repostar en las estaciones abiertas, mientras supermercados y comercios van, lentamente, extendiendo sus horarios acercándose a los habituales.

Lea además: Donald Trump viajará a Puerto Rico para evaluar daños tras el paso del huracán María

La situación en la capital, San Juan, aunque complicada, es mucho mejor que la que se sufre en las áreas más remotas del interior y montaña, donde, incluso una semana después, hay dificultades de comunicación física y el suministro de víveres y combustible es escaso.

Puertorriqueños hacen fila en un autobanco para sacar dinero. LA PRENSA/AFP

Comercio paralizado

Uno de los principales problemas reside en que la carga marítima que llega a Puerto Rico no puede llegar a los puntos de venta o distribución debido a que no hay camiones suficientes para sacar la mercancía de los muelles.

La falta de combustible repercute además gravemente en la movilidad de las personas y en el funcionamiento general del país, ya que el diesel es fundamental para hacer trabajar las plantas generadoras que mantienen la actividad de restaurantes, negocios, edificios e infraestructuras.

Los distribuidores de alimentos y restaurantes necesitan combustible para que los generadores de energía funcionen, ya que de lo contrario la mercancía se deteriorará y la situación se agravará.

Puede leer: Jennifer López dona un millón de dólares a reconstrucción de Puerto Rico por María

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, hizo una llamada desesperada para que los camioneros acudan a los centros de almacenamiento de combustible de las compañías petrolíferas, aunque la respuesta no es fácil dado que las comunicaciones vía telefónica permanecen todavía en una situación precaria.

El secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor (Daco), Michael Pierluisi, dijo este miércoles que hay medio centenar de gasolineras operando.

“Dadas las grandes esperas que los consumidores están haciendo para adquirir gasolina, no me parece razonable que estén permitiéndole echar 10, 15 ó 20 dólares por consumidor”, señaló el funcionario en crítica al racionamiento que se realiza en las estaciones de gasolina.

Se reanudan vuelos

El director de la Autoridad de Puertos, Omar Marrero, informó de que este miércoles saldrán desde el Aeropuerto Internacional de San Juan un total de 17 vuelos con destino a EE.UU., número que mañana se incrementará a 19.

Aerostar, la compañía gestora del Aeropuerto Internacional de San Juan, informó de que se usará un radar nuevo para reemplazar uno de los dañados, lo que estaba ralentizando el tráfico aéreo.

El director de la División del Caribe de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, Alejandro De La Campa, dio a conocer este miércoles que por vez primer en la historia el Cuerpo de Ingenieros de EE.UU. trabajará en el restablecimiento de la infraestructura eléctrica de un territorio de ese país en situación de emergencia.

Vea la fotogalería: Huracán María arrasa el Caribe

La compañía marítima Ferries del Caribe anunció que se reanuda a partir de este miércoles el enlace de pasajeros entre Puerto Rico y la República Dominicana con una frecuencia de tres viajes semanales desde San Juan los lunes, miércoles y viernes.

Ayuda de EE.UU.

La ayuda desde Estados Unidos continúa llegando y una brigada de cerca de un centenar de bomberos de Nueva York llegaron a la isla como parte de un grupo de apoyo para la recogida de escombros.

La presidenta de la Junta Reglamentadora de Telecomunicaciones, Sandra Torres, señaló que se da apoya a la compañía AT&T, que sufre una avería que afecta la red de cajeros automáticos, donde se agolpan cientos de personas para sacar dinero, ya que en la mayoría de los comercios y establecimientos solo se permite pagar con efectivo.

El agua va recuperándose y el presidente de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), Elí Díaz, detalló que medio millón de abonados ya recuperaron el servicio.

En cuanto a los extranjeros y turistas que permanecen en la isla, el Consulado de Colombia informó de que este miércoles llega un avión de ese país para evacuar a sus nacionales

La entrada Puerto Rico sufre una precaria situación después del paso del huracán María aparece primero en La Prensa.