1Oct - by Master - 0 - In Allgemein

La eliminación del examen de admisión en 31 carreras de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN) en Managua se debería a que la institución se ha dado cuenta de que los estudiantes llegaban con grandes deficiencias desde la secundaria y no podía saberse quiénes cumplían los requisitos de vocación para ubicarse en las carreras, pues al reprobar el examen los alumnos quedaban ubicados en segundas opciones, sugiere Ernesto Medina, rector universitario de la Universidad Americana (UAM).

El pasado 28 de octubre, el vicerrector general de la UNAN-Managua, Jaime López Lowery, confirmó que la lista de carreras que no requerían examen de admisión pasó de 24 a 31. Para este año solo 18 carreras requieren examen.
López Lowery indicó en ese momento que esta medida pretende conseguir estudiantes en carreras con poca demanda.

Lea: Amplían lista de carreras que no necesitan examen de admisión a 31

Sin embargo, para Medina, esta decisión corresponde a que el sistema de admisión de la UNAN-Managua ha “colapsado”. En primer lugar, dice, el examen de admisión, que evalúa conocimientos generales no servía para ubicar a los estudiantes al ingresar, ya que casi todos lo reprobaban.

“Luego se recurría a un montón de artificios para ubicar a los muchachos en la carreras y eso conducía a injusticias, arbitrariedades y condiciones de otro tipo. Se probó con cursos para preparar a los estudiantes, pero tampoco se miraron grandes cambios”, sostiene Medina.

Para el experto, la eliminación del examen sí soluciona el problema de que los estudiantes no ingresen a la universidad (al no aprobar para la carrera de su elección), lo cual provocaba “el desperdicio de muchos recursos económicos”; pero “no se soluciona el problema de fondo, que es la calidad de la educación con la que los muchachos llegan a la universidad”.

“Estamos tapándonos un ojo de la cara, haciéndonos de la vista gorda”, afirma.

Medina considera que al quitar el examen de admisión se ha perdido la referencia indirecta de la preparación de los bachilleres. “Deberían hacer algún tipo de comprobación de los jóvenes para saber cómo están y poder incidir. Hasta ahora sabemos que en Matemáticas eran desastrosos y en Español deficientes, pero no se tomaron medidas para resolver el problema”, subraya.

Los resultados

A comienzos de este año los aspirantes a un cupo en la UNAN-Managua debieron realizar un examen de Matemáticas (cuyo valor fue de 30 puntos), una prueba de Español (30 puntos) y además presentaron las calificaciones de cuarto y quinto año de secundaria (40 puntos). Gracias a esa metodología de evaluación, utilizada desde 2016, el 98 por ciento de los estudiantes logró pasar la prueba.

Sin embargo, en 2015 —cuando no se valoraron las calificaciones de secundaria— solo el 8.76 por ciento de los bachilleres aprobó el examen de Matemáticas y el 24.5 por ciento la prueba de Español.

Lea también: Examen universitario hecho para facilitar ingreso

La entrada “Colapsó” el sistema de ingreso en la UNAN-Managua aparece primero en La Prensa.