12Oct - by Master - 0 - In Allgemein

Caminar sobre el fango de varios metros de calle de la comunidad El Panamá del municipio de Tola, es parte de los estragos que aún son visibles, a causa de la crecida del río que arrastró lodo y troncos de árboles a su paso.

Una de las familias que se vio atrapada en su propio hogar, es la de Miriam Marín Membreño de 37 años, que junto a los siete miembros de su familia, cinco niños y dos adultos, no se explican cómo el río subió de pronto su nivel a las 8:00 a.m. del pasado jueves, y cuando observaron el agua estaba dentro de la casa como a metro y medio de alto.

Todos los miembros de la familia tuvieron que lanzarse sobre la ventana trasera de su casa, para salvar sus vidas. “No podíamos salir por la puerta de entrada y buscar nuestra salida acostumbrada, porque el patio y la entrada están en bajo (parte baja) y ahí estaba el pozo tapado por la corriente y de seguro que nos ahogábamos o nos hubiera arrastrado el río, por eso salimos por la ventana de la parte de atrás de la casa y nos refugiamos en una casa vecina que está más alto que nosotros” recuerda Marín Membreño.

Desde el hogar donde se refugiaron contemplaron con asombro y rogando a Dios por sus vidas, cómo el río convertía la parte sur de la comunidad en un inmenso lago, donde varias casas quedaron debajo de las aguas lodosas, no se notaban las calles, solo se miraban algunos techos de las casas y las copas de los árboles que no fueron arrancados por la corriente.

Puede interesarle: Familias pierden todo por inundaciones en comunidades de Tola, Rivas

El agua estuvo a punto de meterse en la casa donde estaban refugiados, pero los ruegos y oraciones al parecer fueron escuchados: la lluvia comenzó a bajar su intensidad y el río El Panamá fue bajando su nivel lentamente.

Situaciones similares viven varias familias de El Panamá, donde la principal necesidad es el agua, debido a que los pozos artesanales quedaron contaminados con lodo y agua sucia cuando fueron cubiertos por el desborde del río.

Así quedó la casa de Miriam Marín Membreño. LA PRENSA/Carlos Valle

Varias de estas familias que fueron inundadas por la crecida del río El Panamá, como la profesora Iraida Álvarez Gutiérrez, quien se encuentra refugiada en una casa cercana a su hogar, esperan que al menos impulsen un proyecto de reubicación, dado las pérdidas económicas y el riesgo que corren sus vidas habitando en esa zona.

Lea además: Diez kilómetros a Tola en mal estado

En comunidades como Las Salinas, Virgen Morena, La Ceiba, El Higueral, El Panamá, del municipio de Tola; El Paso de Piedra y la Rinconada en Potosí; Tolesmayda en Buenos Aires; Algunas calles de San Rafael de los Cerros, Los Ranchos, un sector de El Rosario, en Rivas, aún siguen sin servicio eléctrico desde el pasado jueves.

Las cuadrillas de reparación han laborado día y noche en todos los sectores aledaños a la ciudad de Rivas, y en la Rinconada de Potosí pero al parecer no dan abasto.

La entrada En El Panamá, Tola, familia salió por la ventana para salvarse de río aparece primero en La Prensa.