13Oct - by Master - 0 - In Allgemein

Aunque en la última reforma presupuestaria se le asignan más recursos al Ministerio de Salud (Minsa), por otro lado se redujo el monto para el Programa de Inversiones Públicas (PIP), por lo que no se pudo concretar la construcción de hospitales y centros de salud.

Entre los proyectos que se quedaron en papel se encuentran el Hospital Escuela Oscar Danilo Rosales Argüello (Heodra), en León; el hospital regional Nuevo Amanecer de la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte; hospital primario en San Miguelito; hospital primario Gaspar García Laviana, en San Juan del Sur; hospital primario de la comunidad Mina El Limón en Larreynaga, León, y el hospital primario Bello Amanecer, de Quilalí.

Tampoco se pudo construir el centro de salud familiar Mántica Berríos, en León; centro de salud de Sutiaba, en León, y el centro de salud familiar en Mateare. Además, no se pudo realizar una serie de mejoras en el Hospital Bertha Calderón y el Hospital Psicosocial José Dolores Fletes, en Managua.

Lea además: Leonel Argüello, epidemiólogo: “La salud no tiene partido político”

Según el economista del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp), Leonardo Labarca, en la reforma se exponen varias razones por las que no se ejecutaron estos proyectos.

“Los problemas fueron varios, en su mayoría en el proceso de contrataciones de ciertas obras, por lo tanto se van a incorporar (en el presupuesto) el próximo año”, destacó Labarca.

Reducción neta

Al programa de inversiones del Minsa se le redujeron 663 millones de córdobas, pero 431.5 millones de córdobas fueron redistribuidos, por lo que esto se traduce en una reducción neta de 231.5 millones de córdobas.

Según la descripción que aparece en la reforma presupuestaria, el 88 por ciento del dinero del Minsa que fue redistribuido, equivalente a 379.1 millones de córdobas, fueron para el proyecto de construcción y equipamiento del Hospital Occidental de Managua Fernando Vélez Paiz, elevando la asignación para este proyecto hasta los 880.8 millones de córdobas. Además, explica que con este aumento se finiquita el proyecto.

Balance general

Según Labarca, luego de la reforma, el presupuesto del Minsa aumentó en 205.01 millones de córdobas, pasando de 13,885.45 millones de córdobas a inicios de 2017 a 14,090.46 en el presupuesto reformado.

Asimismo, el economista precisó que de los 205.1 millones de córdobas que se le asignaron al Minsa, 145.02 millones van a gastos de capital, es decir, a los diferentes proyectos de la institución y 59.99 millones serán destinados al pago de salarios y gastos administrativos.

Puede leer: Denuncian negligencias en los hospitales de Nicaragua

Labarca enfatizó: “Todos los años en las reformas presupuestarias, se le asigna más dinero al gasto corriente referido a medicinas y productos farmacéuticos; sin embargo, este año no se asigna nada extra”, aun cuando faltan medicinas en los centros de salud.

Promesa sin cumplir

Desde que el Gobierno de Nicaragua anunció la construcción del reemplazo del Hospital Escuela Oscar Danilo Rosales Argüello (Heodra), de León, pasaron tres años para que las autoridades del Ministerio de Salud (Minsa) iniciaran la licitación del proyecto y aunque parecía que este año comenzaría la construcción, una vez más la obra quedó en papel.

También: Epidemias causan estragos en la población nicaragüense

Según la última reforma presupuestaria, los 151.1 millones de córdobas que estaban destinados para el inicio de la construcción del hospital de León fueron redistribuidos debido a que el contratista al que se le adjudicó la licitación no cumplió con la fianza de garantía del proyecto.

La entrada Construcción de hospitales del Minsa queda en papel aparece primero en La Prensa.