15Oct - by Master - 0 - In Allgemein
Leónidas Centeno, alcalde de Jinotega.

Mientras que los simpatizantes del Frente Sandinista de Liberación Nacional evitan hablar mal de su representante en el municipio de Jinotega, en el norte de Nicaragua, la oposición mira a Leónidas Centeno Rivera como un “pequeño dictador” que está perdiendo terreno y al cual le están perdiendo el miedo.

El actual alcalde busca su tercer período en el puesto, junto a su vicealcaldesa Rosalpina Pineda y su secretario, Julio Palacios.

Le puede interesar: No quieren reelección de alcalde de Jinotega

Antes de ser alcalde en 2008, cuando se denunció un fraude a favor del FSLN en el país, Centeno fue diputado y su nombre estuvo vinculado a un caso de falta de transparencia en la administración del fondo para obras sociales que administran los legisladores, una investigación publicada en LA PRENSA en 2007.

Doble sombrero

Leónidas Centeno Rivera es titulado como licenciado en derecho y es secretario político del FSLN en la zona, además de alcalde. Ese doble sombrero son pocos los que lo ostentan dentro de las filas de ese partido.

Entre ese selecto grupo de operadores políticos se encuentra en Managua Fidel Moreno, secretario político del FSLN y el poder tras el trono en la Alcaldía de Managua según fuentes de ese partido.

En Estelí ocurre lo mismo con Francisco Valenzuela y en el caso de Sadrach Zeledón en Matagalpa tenía los dos sombreros (secretario político y alcalde) hasta hace poco cuando decidieron quitarle el cargo político y enviarlo a hacer campaña electoral.

Mientras fue diputado, Centeno fue el segundo Secretario de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto, pero también fue parte de la de Justicia.

“En el 2008, yo gané la alcaldía por más de 5,300 votos, que ahí están las actas que lo dicen, pero nos la quitaron, se protestó y hubo una serie de enfrentamientos porque la gente no estaba de acuerdo con el robo, él (Leónidas) quedó como un alcalde fraudulento colocado por (Daniel) Ortega y Roberto Rivas”, recordó Germán Zeledón, en referencia al actual mandatario y al presidente del Consejo Supremo Electoral, aliado del partido de gobierno.

Todo un virrey

El opositor Zeledón compara la dictadura orteguista con la colonización española donde los reyes colocan a sus virreyes, siendo el caso de Jinotega el actual alcalde, en el poder desde el 2008.

Lea además: Militantes del FSLN dicen que no quieren el dedazo

“Yo tenía un lugar como concejal, la misma PRENSA sacó una entrevista donde yo decía que prefería vender agua que sentarme al lado de ese ladrón” dijo el opositor.

Sentimiento de opresión

En los períodos que Centeno ha sido alcalde , se han realizado obras como el actual mercado Rigoberto López Pérez, la nueva terminal de buses del mercado, se han hecho reparaciones de algunas calles y mejoramiento de barrios suburbanos, sin embargo, estas obras no desvanecen el sentimiento de opresión entre los jinoteganos.

En el período que Centeno se ha encontrado como alcalde también se han reparado caminos e instalado sistemas de iluminación, se hizo una Casa del Adulto Mayor y una clínica para atender a los ancianos.

Leónidas Centeno, alcalde de Jinotega.

“No se puede negar que él ha hecho sus cosas buenas, pero recordemos que ha sacado un montón de funcionarios públicos desde que inició, algunos eran capacitados”, dice Edwing Suárez, simpatizante de la oposición, al señalar que ahora hay mucha gente sin experiencia y también “familiares , amigos y simpatizantes” ocupando puestos.

Miedo en el FSLN local

Trabajadores de la Alcaldía evitan al máximo hablar de Centeno porque esto podría significar su despido. “Aquí los alcaldes sandinistas se están reeligiendo a su gusto, pero el pueblo ya está receloso, en caso de nosotros que combatimos con el Frente, no luchamos para mantener otra dictadura que esta disfrazada de sandinista”, comentó un miembro de los ex combatientes históricos del Frente Norte de Jinotega.

Lea además: Murillo defiende elección de candidatos a alcaldes del FSLN mientras en las bases se habla de “dedazos”

Los cuestionamientos actuales de su campaña electoral se centran en que se ha valido de los bienes de la Alcaldía, como camionetas, para promover su candidatura.
Esta organización de ex combatientes, en más de una ocasión han dicho sentirse atropellados y menospreciados como sandinistas, además de ser relegados e intimidados, tal como lo ha mencionado Moisés López, presidente de esta organización.

Han pedido renovación

López, junto a otros militantes sandinistas, han expresado en sus reuniones que ya no se quieren ver las mismas caras en la Alcaldía y que se necesita un cambio desde un nuevo candidato del partido hasta de funcionarios.

El constante cuestionamiento de parte de medios como LAPRENSA, al sistema del gobierno sandinista ha sido el principal motivo para que el alcalde y sus subordinados eviten al máximo ser entrevistados directamente y se asigne un grupo de medios oficialistas, los cuales no tienen permitido redactar noticias que manchen la imagen del alcalde, dicen sus críticos.

En las municipales, programadas para el cinco de noviembre, Centeno ha realizado caminatas por barrios de Jinotega y comunidades donde han repartido equipamientos deportivos.

LA PRENSA intentó localizarlo para hacerle una entrevista sobre su vida, su programa de gobierno, pero fue imposible localizarlo.

Margarito Meza Gadea tiene 70 años. Él es el sepulturero más conocido de Jinotega pues lleva 47 años trabajando en el cementerio municipal. Él es de quienes cree en el alcalde y su continuidad.

“Aquí no había nada, eran unos caminos de tierra y cuando la gente venía a ver a sus muertos terminaba mucho más lodosa porque todo era de tierra”, dice Meza.

Escándalo en 2007

Durante su período como diputado (2002-2006), el entonces diputado Leónidas Centeno repartió a familiares 1..1 millones de 1.7 millones de córdobas del Fondo Social que la Asamblea destina a sus legisladores, según una investigación de LA PRENSA en 2007.

Centeno dijo entonces que era envidia cuando lo cuestionaron y aseguró que el dinero se lo dio a su esposa, porque “a veces uno necesita gente de confianza con quien ejecutar los fondos”.

“A mí nadie se atreve a decirme eso (corrupto) en la calle, más bien la gente dice “no, yo no creo”, añadió el funcionario Centeno en medio del escándalo.

La entrada Leónidas Centeno, el alcalde que ven como virrey en Jinotega aparece primero en La Prensa.