25Oct - by Master - 0 - In Allgemein

La visita del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, este martes al Congreso para impulsar su reforma tributaria se vio opacada por una explosiva pelea con el prominente senador del Partido Republicano, Bob Corker, y con el también el senador Jeff Flake, quien se sumó a las duras críticas contra el mandatario y anunció que tanto él como su colega no buscarán su reelección en 2018 por el “áspero” clima político actual.

La disputa dejó al descubierto las agudas tensiones entre Trump y algunos republicanos en el Capitolio, donde el presidente aún no ha tenido una victoria legislativa importante.

Lea también: Trump condiciona DACA a sus políticas migratorias

En su solemne discurso de 17 minutos desde el hemiciclo del Senado, Flake dijo que Trump representa un peligro para la democracia, cuestionó sus tuits y deploró la actual desviación del Partido Republicano.

Urge de apoyo

Trump, que necesita apoyo para aprobar una revisión impositiva antes de fin de año, asistió a una reunión con la bancada del Partido Republicano del Senado por primera vez desde su toma de posesión. Pero desde temprano la atención política viró hacia un agrio intercambio con Corker, quien en respuesta a ataques de Trump en Twitter respondió diciendo que el presidente no es “digno de confianza” y “degrada” al país.

Lea además: California demanda a Trump para impedir la construcción del muro con México

Corker, un influyente republicano que preside la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado y se ha convertido en un abierto crítico del presidente, lo acusó a principios de mes de ser peligrosamente impulsivo y calificó a la Casa Blanca de “guardería para adultos”.

El veterano legislador por Tennessee pareció enojar aún más a Trump este martes cuando le dijo a ABC que le gustaría que el presidente se mantuviera al margen del debate sobre la legislación fiscal y “dejara que los profesionales” terminen el proyecto.

Trump “imprudente y escandaloso”

Por su parte, Flake, de 54 años, dijo que “el comportamiento imprudente, escandaloso e indigno” de Trump es “simplemente imprudente, escandaloso e indigno”. “Cuando ese comportamiento emana de la cúspide de nuestro gobierno, es otra cosa. Es peligroso para una democracia”, señaló.

Le puede interesar: Trump anuncia el transfuguismo de un gobernador demócrata

Flake, en el Senado desde 2013, cuestionó a sus colegas republicanos por permanecer “en silencio mientras se socavan las normas y los valores que mantienen fuerte a Estados Unidos”. “La política puede hacernos callar cuando debemos hablar y el silencio puede ser igual a la complicidad”, dijo.

“Tengo hijos y nietos a quienes dar explicaciones. Por lo tanto, señor presidente, no seré cómplice ni permaneceré callado (…) Estoy anunciando hoy que mi servicio en el Senado concluirá al final de mi mandato a principios de enero de 2019”, dijo.

La entrada Donald Trump pelea con dos influyentes senadores republicanos en Estados Unidos aparece primero en La Prensa.