2Nov - by Master - 0 - In Allgemein

El incontenible George Springer le robó emoción y dramatismo al juego decisivo de la Serie Mundial al tronar temprano, pero les regaló a los Astros de Houston su primer campeonato en 55 años de existencia en las Grandes Ligas, con un doble que abrió el camino a dos carreras en el primer inning y un cuadrangular que coronó un racimo de tres en el segundo, para la victoria 5-1 sobre los Dodgers de Los Ángeles, quienes tuvieron un final de película de terror en Hollywood.

Los Dodgers, quienes ganaron el sexto juego y en teoría tenían de su lado el factor inspiración, además de jugar en casa, no fueron capaces de dar un batazo oportuno aunque constantemente amagaron y se quedaron con las ganas de conquistar su primera corona desde 1988.

Springer no perdió tiempo y abrió el juego con un doblete ante Yu Darvish, quien nuevamente fracasó por los Dodgers, y anotó la primera carrera por un error del primera base Cody Bellinger, sobre batazo de Alex Bregman, quien luego pisó el plato con una rola de José Altuve.

Lea además: Cachorros de Chicago se coronaron en 2016 ante los Indios de Cleveland

Ese 2-0 de entrada no decía mucho, pues a lo largo de esta serie ambos equipos vinieron múltiples veces de atrás, pero la cosa se puso seria cuando el ataque de Houston siguió en el segundo.

Darvish dio boleto a Brian McCann y doble de Marwin González colocó a ambos corredores en posición anotadora. Josh Reddick se ponchó, pero el lanzador Lance McCullers impulsó una con una rola a la segunda base y Springer desapareció una bola rápida de 96 millas por hora del japonés, para establecer diferencia clara de 5-0.

Bateo silenciado

Los Dodgers tuvieron las bases llenas en el primer inning, dos a bordo en el segundo y a otros dos corredores en el tercero, pero fueron incapaces de producir. Brad Peacock relevó a McCullers en el tercero y después de un tranquilo cuarto episodio, nuevamente Los Ángeles colocaron a dos en las bases en el quinto y el batazo oportuno no llegó.

Fue hasta en el sexto inning, que Andre Ethier salió del banco a conectar un sencillo que impulsó a Joc Pederson para la única carrera de los Dodgers, que en esta misma entrada, con dos en base y un out, vieron fallar a Chris Taylor y Corey Seager, dándole un segundo aire a Charlie Morton, quien de esta forma dio inicio a una cadena de 11 bateadores retirados para ponerle el punto final al partido.

En tanto, el bullpen de los Dodgers hizo un buen trabajo de contención, sin permitir carrera después que Darvish fue descifrado con cinco anotaciones en 1.2 entradas. Brandon Morrow, quien trabajó en los siete juegos, empatando una marca, sacó el último out del segundo; Clayton Kershaw, con solamente tres días de descanso subió a la colina y pintó cuatro ceros; el rematador Kenley Jansen agregó una argolla y Alex Wood tiró dos entradas perfectas.

Sin embargo, los Dodgers no pudieron reponerse del daño que hizo Springer abriendo juego y que con su quinto jonrón en la serie, igualó el récord de Reggie Jackson en 1977 y Chase Utley en 2009, así que no hubo discusión acerca de su nombramiento como Jugador Más Valioso.

Morton, con su relevo final de cuatro episodios, fue el ganador, y perdió Darvish, quien será agente libre y difícilmente alguien lo querrá de regreso en Los Ángeles.

El dato

Houston era una de ocho franquicias que nunca habían ganado la Serie Mundial. Ahora se separa del grupo, en el cual quedaron Tampa Bay, Texas, Seattle, Washington, Milwaukee, San Diego y Colorado.

La entrada George Springer guía a Astros de Houston a ganar la Serie Mundial aparece primero en La Prensa.