Asesinan a un nicaragüense y su hijo de 23 años en Panamá

Un nicaragüense de 43 años y su hijo de 23 años fueron asesinados a balazos en una vereda en San Miguelito, Panamá, el pasado fin de semana.

Versiones preliminares indican que los delincuentes pretendían robarles a Frederick Picado, de 43 años y su hijo Frederick Picado, de 23.

El padre trató de defender a su hijo, reportó el medio panameño Mi Diario. Padre e hijo fueron hallados en el suelo y fueron llevados de urgencia a una clínica, pero ambos llegaron muertos. El joven de 23 años tenía un balazo en la cabeza y otro en el estómago, y su papá un disparo en el pecho.

Puede interesarle: Capturan al femicida de la adolescente de 15 años en Boaco

El periódico entrevistó a Hellen Toledo, también nicaragüense y quien era la esposa de Frederick Picado hijo. La pareja tenía un hijo de 11 meses de nacido.

Defendieron a mujer

Padre e hijo junto a un amigo llamado Carlos Montana, estaban sentados tomando cervezas en una vereda. “Todo transcurría de lo más normal hasta que Frederick, pasadas las 11:00 de la noche, subió hasta el cuarto y le entregó
80 dólares a su querida esposa. Al bajar nuevamente, no pasaron ni cinco minutos cuando se escucharon los disparos», informó el medio panameño.

En esta calle fue que mataron a padre e hijo. HOY/Tomada de Mi Diario

Lea además: Pena máxima para salvadoreño que asesinó a pastor mientras oraba

La mujer contó al periódico panameño que los hechos “ocurrieron cuando su esposo observó cómo un sujeto golpeaba a una mujer y al preguntarle al hombre que por qué lo hacía, le disparó y el papá de Frederick al defender a su hijo también fue herido. No conforme con esto, los sujetos le robaron el celular y la cartera a Frederick, al igual que a su padre y a Carlos».

Hasta la noche del lunes, la Policía de Panamá no había capturado a ningún sospechoso por el doble crimen.