Cámara de Representantes de EE.UU. aprueba resolución condenando «al régimen criminal» de Daniel Ortega y le advierte de más sanciones

La Cámara de Representantes de los Estados Unidos (EE.UU.) aprobó el lunes una resolución en la que exige al régimen de Daniel Ortega respetar los derechos humanos, liberar a los presos políticos y cumplir los acuerdos firmados con la oposición nicaragüense para restablecer la democracia en Nicaragua.

Albio Sires, presidente del subcomité del Hemisferio Occidental, Seguridad Civil y Comercio en el Comité de Asuntos Exteriores y Francis Rooney, miembro de alto rango del Subcomité de Hemisferio Occidental, Seguridad Civil y Comercio de la Cámara de Representantes fueron los promotores de la resolución que fue aprobada la noche del 9 de marzo por los republicanos y demócratas, demostrando la decisión de mantener la presión contra el ductador Ortega.

“El gobierno de los Estados Unidos debe aumentar la presión contra Ortega y sus aliados, con el objetivo de lograr reformas necesarias que puedan permitir elecciones competitivas y democráticas en Nicaragua», afirmó el congresista Sires en sus redes sociales.

El gobierno de los Estados Unidos debe aumentar la presión contra Ortega y sus aliados, con el objetivo de lograr reformas necesarias que puedan permitir elecciones competitivas y democráticas en Nicaragua.

— Albio Sires (@RepSires) March 10, 2020

Lea además: Senadores instan al gobierno de EE.UU. aplicar plenamente la Nica Act y restringir el financiamiento a la dictadura Ortega Murillo

En un comunicado conjunto, Rooney y Sires expresaron que la resolución bipartidista, H. Res.754, “Apoyando los derechos humanos y la democracia en Nicaragua», envía “un mensaje fuerte» al dictador Ortega y su vicepresidenta Rosario Murillo, de que hasta que se consiga la restitución del respeto a los derechos humanos el gobierno estadounidense seguirá trabajando con sus aliados de la comunidad internacional para ejercer mayor presión financiera y política contra el anillo de poder del régimen

“Al aprobar esta resolución, la Cámara de Representantes de los Estados Unidos envió un mensaje fuerte y bipartidista de que apoyamos al pueblo nicaragüense, que busca un futuro más brillante para su país», dijo el congresista Sires en el comunicado.

En la resolución los congresistas condenan el sistema de represión de Ortega y expresan solidaridad con aquellos que han sido perseguidos por su régimen, desde el estallido de las protestas ciudadanas en abril del 2018 que han dejado, al menos, 328 asesinados, miles de secuestros, torturas, ejecuciones extrajudiciales y otra serie de crímenes calificados como de lesa humanidad por organismos de derechos humanos internacionales.

Lea también: Congresista Albio Sires pide investigar a siete funcionarios del régimen orteguista para posibles sanciones

La dictadura ha incumplido los acuerdos firmados en marzo del 2019 con la oposición agrupada en la Alianza Cívica, en donde se comprometió a liberar a todos los presos políticos, liberar los insumos retenidos y devolver las instalaciones de los medios de comunicación independientes censurados, así como acordar reformas electorales que permitieran elecciones libres y transparentes.

En las cárceles aún hay unos 70 presos políticos, las instalaciones del Canal 100 % Noticias y Confidencial siguen tomadas por la Policía Orteguista (PO), quien también sigue secuestrando, hostigando y amenazando a los ciudadanos que intentan manifestarse contra el régimen.

El congresista Sires expresó en el comunicado que la resolución del Congreso “deja en claro que hasta que el gobierno de Ortega libere a todos los presos políticos e implemente reformas electorales que permitan elecciones verdaderamente libres, justas y totalmente transparentes, el gobierno de los EE. UU. debe trabajar con sus aliados para aumentar aún más la presión financiera y política sobre Ortega y su círculo interno».

La administración de Donald Trump ha sancionado a 18 personas del círculo de mando del régimen, entre ellas la vicepresidenta Murillo y dos de sus hijos, Laureano y Rafael Ortega y Murillo, a los que se les señala de participar en la represión contra el pueblo así como por corrupción y lavado de dinero. Cuatro empresas vinculadas a los negocios de la familia presidencial y la Policía como institución están sancionadas también.

Le puede interesar: El nepotismo gobierna Nicaragua. Familias completas controlan el gobierno, ministerios y embajadas. Estos son los casos

“Elogio la aprobación de esta resolución bipartidista que refuerza el fuerte compromiso del Congreso de los Estados Unidos con el pueblo de Nicaragua y su lucha por la libertad», dijo el congresista Rooney.

“La resolución, según Rooney, reconoce las acciones significativas tomadas por los Estados Unidos para promover la democracia y responsabilizar al régimen criminal de Ortega por su opresión y corrupción en uno de los países más pobres del hemisferio occidental».

Rooney instó a Ortega a restablecer el respeto por los derechos humanos y permita elecciones libres y justas en Nicaragua, advirtiéndole que de no hacerlo continuará “enfrentando presiones y sanciones internacionales de los Estados Unidos».