Zona de Strikes: ¿Podrá impactar Leo Crawford en el Preclásico?

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

A los 23 años, Leo Crawford no es un niño, sino un joven, que aún sin ser perseguido por los reflectores, no solo se ha sostenido en las Ligas Menores, sino que ha evolucionado.

Firmado en el 2014 por los Dodgers, Crawford inició su carrera en el 2015 y luego de brillar en Clase Alta el año pasado, cerró en AA y lo hizo con un buen comportamiento.

Antes del inicio del 2019, el sitio digital Pecota, que es especializado en proyección del rendimiento de los jugadores, estimó que el nica tendría 6-7 y 5.41 con 79 ponches en 107.1 innings.

En lugar de eso, Crawford cerró el 2019 con 7-4 y 2.81, con 134 ponches en 121.2 episodios, en un desempeño por encima de las expectativas. Su avance fue claro. Dio un salto notable.

Quizá la explicación fue la mejoría de su velocidad. Del habitual estándar en su recta de 88-89 millas, saltó a 91-93 de forma consistente y su cambio siguió siendo su arma principal.

Este año, además de tratar de seguir creciendo dentro de los Dodgers, Crawford es la principal esperanza entre los lanzadores de la Selección Nacional de Beisbol en el Preclásico.

Desde hoy se ha unido al equipo que está en Arizona y ya fue designado por Marvin Benard para abrir el primer partido el sábado (1:30 pm.) ante Brasil o Pakistán.

Se espera mucho de Leo, un zurdo de buen control y habilidad para mezclar sus envíos, que además ahora lanza rápido. Su meta es poner en la ruta ganadora a Nicaragua.

¿Podrá? Claro que puede. Tiene recursos y estabilidad para conseguirlo. Es joven y aún en construcción, pero ya tiene experiencia y sabe bien lo que se espera de él. Es talentoso y valiente.

La última vez que un lanzador profesional impactó en la Selección fue en el 2014, cuando (en realidad fueron dos) Wilton López y JC Ramírez cargaron el equipo.

Esa pareja de lanzadores nos llevó hasta alcanzar la medalla de plata durante los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Veracruz, México. Hicieron la diferencia.

En los Preclásicos hemos visto tropezar a figuras como Erasmo Ramírez (Panamá), pero en cambio otros lucieron bien como Jonathan Loáisiga (Mexicali).

Crawford ya lo hizo bien también en Mexicali en el 2016, pero ahora se espera más, porque es el brazo principal de un equipo que espera llegar por primera vez a un Clásico Mundial.

Edgard Rodríguez en Twitter: @EdgardR