Estos son los países que representan (por ahora) una amenaza potencial de contagio de coronavirus para Nicaragua

Si bien el coronavirus podría llegar a Nicaragua a través de viajeros que provengan de cualquier parte del mundo, lo cierto es que el mayor riesgo de contagio está en Centroamérica y América del Norte, porque son las regiones desde donde vienen más turistas. En esas zonas la pandemia ya está azotando, por lo que es urgente elevar los niveles de controles para prevenir la enfermedad, altamente contagiosa.

El primer foco de vigilancia y control debe estar puesto sobre los viajeros que provengan de Centroamérica, que representan el 70 por ciento de los turistas que cada año llegan a Nicaragua. En esta región se debe poner énfasis a Honduras y Costa Rica, que además de ser los mayores emisores de viajeros para Nicaragua en el istmo, ambos ya registran casos positivos de coronavirus.

Según el anuario estadístico del Instituto Nicaragüense de Turismo 2018, de las 887,178 personas que visitaron el país procedentes de Centroamérica, el 36.48 por ciento llegó desde Honduras y el 33.97 por ciento desde Costa Rica, los mayores flujos de origen de la región.

En Honduras las autoridades ya reportaron esta semana dos casos de covid-19- tal como la Organización Mundial de la Salud nombró el virus-; y el segundo destino, es decir Costa Rica, reporta 22 casos, al menos hasta el cierre de ayer.

Lea además: Poné atención: estos son los síntomas de alerta ante el coronavirus

Es Panamá un riesgo menor para Nicaragua. Desde ese país, en el 2018- el último anuario del Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur)- del total de viajeros centroamericanos, solo el 4.6 por ciento precedía del país canalero, que además de registrar 14 casos, una persona falleció por esta causa.

Esta realidad representa un golpe para el turismo en Nicaragua, que para la temporada de Semana Santa, la cual está a las puertas, tenía la esperanza de que hubiese una fuerte afluencia de turistas centroamericanos.

Lucy Valenti, presidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur), detalla que para esta temporada se esperaba 50,000 visitantes de la región, los cuales en promedio se quedan cinco días, y gastan a diario en promedio 35 dólares, lo que significaría que están en juego 8.75 millones de dólares.

“La temporada de Semana Santa es importante, pero más que todo es una temporada de mucho turismo interno y centroamericano, nosotros esperábamos que se pudiera recuperar algo aunque no a las cifras del 2018, que todavía no se había dado la crisis», dijo Valenti.

Y añadió: “el tema es que tenemos que esperar cómo van a reaccionar los mercados a nivel mundial, ya se están cancelando viajes, ingresos de líneas aéreas y eso va a afectar fuertemente el flujo del turismo europeo, norteamericano y centroamericano, si no se hubiese dado la situación del coronavirus nosotros esperábamos recibir alrededor de unos 50,000 visitantes de Centroamérica, con un gasto promedio de 35 dólares por cinco días”.

Otros países que representan amenaza

Después de Centroamérica, Norteamérica es otra región de alta amenaza para Nicaragua. De esa zona, Estados Unidos es el principal origen de los viajeros que llegan al país, con alto poder adquisitivo, lo que refleja el impacto económico que tendrían para los negocios turísticos y bajón de turistas desde ese país.

De los 265,942 turistas que vinieron de Norteamérica en el 2018, un total de 217,281 personas llegaron desde Estados Unidos. Hasta este jueves, en ese país habían 1,523 casos positivos y 40 personas muertas.

En menor medida Nicaragua tiene contacto con Europa. Apenas el 5.4 por ciento del total de turistas que llegó en el 2018 provenía de ese continente. Aún así, son los alemanes, franceses, españoles y británicos los que más vienen al país.

Hasta ayer, Alemania tenía 2,512 casos y tres decesos; seguido por Francia donde habían 2,876 personas afectadas y 33 fallecidos; y España, por su parte, tenía 2,950 contagiados con 84 muertos.

La canciller alemana, Angela Merkel admitió esta semana que existe alto riesgo que entre el 60 y 70 por ciento de la población de ese país se contamine con el virus, que ya ha matado en el mundo 4,614 personas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), actualmente hay más de 125,288 casos de coronavirus en 118 países.

Lea también:¿Por qué el plan que empleó Taiwán para contener el coronavirus obligaría al régimen orteguista a modificar sus acciones ante la pandemia?

¿Qué pasaría si se declara cuarentena?

Valenti advirtió que si Nicaragua se pone en cuarenta debido al coronavirus, el sector turismo se vería fuertemente afectado, porque ni siquiera habría turismo interno.

“Con una cuarentena ni siquiera turismo interno tendríamos, porque una cuarentena significa que nos quedemos en nuestra casa, que evitemos lugares de aglomeración, una cuarentena significa no salir, entonces no habría ni el flujo de circulante que se mueve del turismo interno, en restaurantes, hoteles, centro de diversiones, se reduciría drásticamente el consumo interno y eso a su vez generaría un problema serio en la recaudación fiscal”, dijo Valenti.

Puede interesarle: Empresa privada de Nicaragua aún sin protocolo definido para afrontar coronavirus. Cosep: la otra semana estará listo

Nicaragua no está preparada para enfrentar el Covid-19

El economista Adolfo Acevedo manifestó que en caso de contagio, para Nicaragua sería desastroso por la capacidad limitada en el sistema de salud. Lo más lamentable, indicó, es la ausencia de medidas gubernamentales para hacer frente al riesgo.

“En Nicaragua, las condiciones de nutrición, hacinamiento, de estrés y defensas deprimidas, y de prevalecía de enfermedades crónico-degenerativas, aseguran un desastre de salud pública. Al momento del brote epidémico la progresión es exponencial por tan solo 3 ciclos de contagio, cada afectado generaría según tasa de contagio de OMS entre 3 a 5 pacientes graves y con sólo la mitad en alerta ventiladora saturarían la cantidad de ventiladores mecánicos en Nicaragua”, dijo Acevedo.

“Agréguese el problema de insuficiencia de camas en los hospitales y el hacinamiento hospitalario y carencia de higiene. Lo grave es que hasta el momento no se ha adoptado absolutamente ninguna medida de prevención. En nuestro caso el contagio sería desastroso”, dijo.

Las autoridades gubernamentales revelaron ayer que estiman que de llegar el virus a Nicaragua en un plazo de 180 días al menos 32,500 personas estarán afectadas, el 75 por ciento leves y un 25 por ciento grave, por lo cual se podría tener 813 fallecidos.

Hasta ahora el Gobierno ha descartado la posibilidad de aplicar restricciones de viajes, tal como lo hizo El Salvador o el mismo Estados Unidos que vetó por 30 días los vuelos procedentes de Europa, para reducir el riesgo de contagio.