¿Por qué las petroleras en Nicaragua deben aplicar la próxima semana un bajón en los combustibles?

Luego de una repentina “guerra” de producción que Arabia Saudita declaró contra Rusia, que se negó la semana pasada a apoyar un plan de la OPEP para recortar el bombeo diario para estabilizar el precio, el crudo transita por una de las semanas más “negras” de los últimos años.

El lunes el barril de Brent —de referencia para Europa— y el de West Texas Intermediate (WTI) —de referencia para Nicaragua, Estados Unidos y el resto del hemisferio— se desplomaron 21.27 por ciento y 23.22 por ciento, respectivamente, un nivel no visto desde el 17 de enero de 1991, en plena Guerra del Golfo Pérsico, cuando los precios cayeron un 33 por ciento, según portales que dan seguimiento a la evolución de este producto en las Bolsas internacionales.

Este jueves el petróleo registró su segundo día consecutivo de reducción, al cerrar el barril en 31.50 dólares, 1.48 dólares por debajo de la sesión del miércoles.

El WTI perdió ayer cuatro por ciento, sumándose al desplome desde el lunes. Solo el martes el crudo intentó levantar cabeza con una ligera alza, pero este no fue suficiente para mantenerse en positivo.

Lea además: Lo que está detrás de los combustibles en Nicaragua

De esta manera, desde el viernes, el barril de petróleo acumula una caída de 23.43 por ciento, luego de cerrar la semana pasada en 41.14 dólares.

El desplome es mayor si se compara con el precio de inicios de marzo, cuando el barril se cotizó en 46.78 dólares. La reducción absoluta es de 15.28 dólares, es decir 32.66 por ciento.

Nicaragua debe sentir sustancial baja

La mayor caída, no obstante, se ha registrado esta semana, cuyo bajón internacional debe incidir en los precios de los combustibles en Nicaragua la próxima semana, tomando en cuenta que las petroleras locales toman como referencia la variación del crudo entre el jueves de una semana y hasta el miércoles de la siguiente semana.

También toman como referencia en sus reseñas de fijación semanal de los precios, el comportamiento de las gasolinas y el diesel a nivel internacional.

A nivel internacional, los especialistas señalan que hasta ayer la semana actual era considerada una de las peores desde el 2008. Habrá que ver cómo se comporta este viernes, el último día operación de la Bolsa.

Lea además: Precios bajos del petróleo y coronavirus pudieran desatar recesión global

El director ejecutivo de la Alianza Cívica, Juan Sebastián Chamorro, no obstante, dudó de que dicho alivio llegue a los nicaragüenses, porque el mercado de los carburantes está plagado de intereses.

“El desplome del precio del petróleo ayuda a países importadores porque los consumidores reciben los beneficios. En Nicaragua no nos hagamos ilusiones, la luz eléctrica y el combustible seguirán subiendo ya que son fuentes de financiamiento del régimen, a costa de los ciudadanos”, dijo Chamorro.

Nicaragua importa cada año cerca de diez millones de petróleo y derivados. A nivel internacional, también los combustibles terminados han experimentado bajas, que deben ser transferidas a los precios locales.