Reserva inyectará 1.5 billones a sistema financiero para préstamos a corto plazo

La Reserva Federal de Estados Unidos anunció que inyectará 1,5 billones de dólares al sistema financiero estadounidense para préstamos de corto plazo, teniendo como meta estabilizar el sistema financiero global.

Al mismo tiempo, comprará 60,000 millones de dólares en bonos del Tesoro, para dinamizar al mercado de los bonos.

Un comunicado de la Reserva Federal indicó que las inusuales medidas fueron ordenadas por el presidente del Banco de la Reserva, Jerome Powell, quien la semana pasada fue duramente criticado por el presidente Donald Trump por no responder más rápidamente a un alivio financiero.

Pero ni la urgencia de estas medidas, ni un esfuerzo similar por los bancos centrales europeos, que igualmente inyectaron fondos para préstamos de bajos intereses, lograron evitar que el jueves la bolsa de Valores de Nueva York cayera en 9,5 por ciento.

Mientras tanto, en el Congreso también se anunció un acuerdo entre demócratas y republicanos para aprobar este viernes mismo un paquete de medidas de alivio a los estadounidenses. El paquete sería sometido a votación este viernes y pasaría a votación en el Senado a inicios de la próxima semana.

La legislación a aprobarse incluirá una ampliación de los beneficios por desempleo, exámenes de coronavirus gratuitos, ayuda para compra de alimentos y fondos federales para Medicaid.

El acuerdo entre demócratas y republicanos incluirá además 14 días de enfermedad pagados, así como créditos fiscales para que las pequeñas y medianas empresas puedan cumplir con ese mandato.

La versión que se presentará al Congreso todavía estaba bajo revisión el jueves por la noche.

La presidenta del Congreso, Nancy Pelosi, dijo en una carta a los legisladores que próximamente la Cámara de Representantes estará discutiendo otro paquete “que promoverá la protección de la salud, la seguridad económica y el bienestar del pueblo estadounidense”.

Por ahora se tiene un acuerdo que no fue fácil alcanzar. Uno de los puntos más controversiales y que los republicanos aceptaron, a pesar de haberlo rechazado en el pasado, fue el de los 14 días de enfermedad con goce de sueldo.

Pero en intensas negociaciones, en que los líderes republicanos se comunicaron hasta ocho veces por teléfono con Pelosi, finalmente produjeron un acuerdo que se espera pueda ser aprobado en la Cámara y el Senado. Queda por verse si esto traerá más calma y confianza en la Bolsa de Valores.