Compras compulsivas y desabastecimiento de productos de higiene. ¿Nicaragüenses bajo histeria colectiva por coronavirus?

Ver personas haciendo largas filas en los supermercados, llevando toallas desechables o productos de higiene -como alcohol gel o jabón- en gran cantidad se ha vuelto común en Nicaragua ante la amenaza del coronavirus, sin embargo, esto “no es normal», afirman especialistas consultados por LA PRENSA.

La amenaza de que llegue el coronavirus al país es cada vez más latente, y en el mercado ya existe un acaparamiento y desabastecimiento de mascarillas y productos antibacteriales, recomendados para prevenir el virus, y ya hay especulación de precios.

Y aunque Nicaragua, hasta el momento no reporta casos confirmados del Covid19, la gente está aprovechando las medidas de prevención para entrar en una “histeria colectiva», debido a la sobreinformación en las redes sociales y medios de comunicación, como en la falta de información oficial confiable.

Lea además: “Amor en tiempos de covid-19». Régimen orteguista convoca a manifestación mientras el resto de países prohíben las concentraciones masivas

La psicóloga Alba Roni, define la histeria colectiva como “el comportamiento social -de un grupo en específico- de angustia, zozobra por un hecho que se está dando».

Para Roni, esto responde a la “tendencia» del ser humano, a que “si hay una información negativa hay fatalismo, las personas tienen un pensamiento bastante negativo instintivamente», refirió.

Esa tendencia es lo que se vive actualmente en el mundo: pandemia, cierre de fronteras, afectación, muertes… lo que lleva a la persona a “tomar medidas de seguridad». “Sería bueno solamente tomar medidas (de seguridad), el problema es que visualizamos de manera negativo y tan grande el acontecimiento que nos llenamos de terror y de miedo», declaró Roni.

Paranoia desabastece el mercado

Pero el abarrotamiento en el mercado no es exclusivo de Nicaragua (pese a no tener casos confirmados), de igual o peor manera lo viven los países afectados, como Estados Unidos o Argentina, y esto se debe a que las personas en su concepto de “seguridad», llevan la mayor cantidad de productos para “responder» a la situación.

“El ser humano asume que hay un caos en el mundo, y le da seguridad responder a la crisis que se presente, y como no tiene una información veraz y real, la gente no tiene idea de cuánto puede durar (el evento) y tendemos a ir más allá de esa situación, y los niveles de ansiedades nos hacen comprar mucho más de lo que tal vez en un año puedo gastar», explicó Roni.

Lea también: 813 muertos, 32 mil afectados y seis meses bajo la emergencia del virus. Los cálculos que hizo el régimen sobre el alcance que tendría el coronavirus en el país

Por su lado, el sociólogo Cirilo Otero atribuye el comportamiento actual de los nicaragüenses a la “histeria colectiva» que se vive respecto al coronavirus, aunque declaró que el acaparamiento de productos responde a la desigualdad social, donde la persona que sí tiene recursos económicos compra más.

“Lo primero es que no hay que alarmarse, ni crear un pánico social porque eso nos puede hacer mucho daño», dijo Otero, quien describió como “histérica» la forma de actuar de las personas e hizo un llamado a la “racionalidad» ante esta situación.

“Nosotros tenemos el hábito de agiotismo (especulación abusiva), acaparamiento y escandoloso, no tenemos ningún comportamiento de consideración a los demás, no debo ir a comprar todos los jabones a una tienda, hay que dejarle a la gente que compre, hay que ser racional», expresó Otero.

“Esto viene de la desigualdad social que tenemos, que tiene dinero. Nosotros ya tenemos experiencia con epidemias, lo que necesitamos es controlar nuestro comportamiento», añadió.

Se necesita estar informado

Tanto Otero como Roni consideran que el régimen orteguista necesita lanzar una campaña educativa de prevención para calmar los ánimos de los nicaragüenses.

“En la medida en que los medios de comunicación o las autoridades enfoquen con seriedad y responsabilidad el tema, y orienten, en esa medida la gente se le va ir bajando el gas», señaló Otero.

Lea además: Poné atención: estos son los síntomas de alerta ante el coronavirus

Roni justificó el comportamiento como un “miedo natural del ser humano al peligro, estamos hablando de una exposición fuerte a la vida, estamos hablando de muerte, entonces el ser humano responde con miedo y acciones que lo hagan sentir seguro».