Régimen orteguista deja desprotegido a los adultos mayores, los más propensos a contagiarse con el Coronavirus

Los adultos mayores son los más vulnerables ante el contagio del coronavirus, que ha infectado a más de 140 mil personas a nivel mundial y ha matado a 5,342. Mientras los gobiernos del mundo restringen el paso entre sus fronteras y establecen cuarentenas a naciones enteras para proteger a su población de la propagación del Covid-19, el régimen orteguista ha dejado descubierto al grupo poblacional más propenso ante la pandemia.

De acuerdo con el datos del Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades (CCDC), citado por la BBC, la tasa de mortalidad general es de un 2,3 por ciento, y son las personas mayores de 80 años las que tienen más riesgo, con un índice de mortandad del 14,8 por ciento, destaca.

Los ancianos están en un mayor riesgo de adquirir la enfermedad, y el desenlace puede ser fatal, ya que a su edad se suma el padecimiento de enfermedades crónicas, como diabetes, hipertensión, cardiopatía, problemas respiratorias, entre estas, la fibrosis pulmonar.

En Nicaragua hay más de 200 mil jubilados, que deberían de estar recibiendo algún tipo de instrucción sobre las medidas de prevención del Covid-19; sin embargo, dos jubilados consultados por LA PRENSA, que recientemente fueron a consultas médicas, aseguraron que no les dieron ningún tipo de información sobre el nuevo virus.

El especialista en salud pública y gerencia hospitalaria, Alejandro Lagos, explicó que los pacientes mayores tienen sus defensas débiles y cuando se enferman de Influenza, se convierte en grave y deben acudir al hospital. Lagos agregó que otro punto que incide en el estado de salud de los ancianos es la nutrición, ya que es bien precaria en la mayoría de los casos, sus familias no se preocupan para lograr que se alimenten.

Lea además: Ni velatorios ni funerales. El estricto protocolo que diseñó la dictadura para los que mueran de coronavirus en Nicaragua

El médico aconsejó que los adultos mayores que padecen enfermedades como hipertensión, cardiopatía, entre otras enfermedades deben mantener sus medicamentos al día, y en el caso de los que padecen asma, deben hacer lo mismo con sus broncodilatadores y nebulizadores.

En su plan de para atender la emergencia el gobierno orteguista, no explica como proteger a los segmentos vulnerables. LA PRENSA/Archivo

La familia, por su parte, debe encargarse de garantizar la higiene en el espacio donde se mueve el adulto mayor, incluido el correcto lavado de sus platos, vasos y demás utensilios. Asimismo, deben extremar las medidas de higiene que implica tener un dispensador de alcohol gel. En el caso que un integrante de la familia tenga gripe, no debe exponerlo, ya que podría complicar la situación médica del adulto mayor.

Lea también: Costa Rica reporta 26 casos de coronavirus

Cuidados con “amor»

Este viernes la vicepresidenta Rosario Murillo se refirió a los adultos mayores con enfermedades crónicas, y dijo que “cuidemos con ese sagrado amor de familia para que podamos seguir trascendiendo sobre estos desafíos con calma», sin determinar acciones para proteger a ese grupo tan vulnerable.

En el protocolo de Preparación y Respuesta ante el Riesgo de Introducción de Virus Coronavirus emitido por el Ministerio de Salud (Minsa) se orienta la creación de una Comisión Interinstitucional para el control y contención del coronavirus, que prevenga el impacto a nivel nacional de morbiliad y mortalidad ante el riesgo del Covid-19.

Esta es integrada por siete instituciones, además del Minsa, el Ministerio de Gobernación y la Empresa Portuaria Nacional, pero por ningún lado está el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), que abarca la atención a los jubiliados.

En el plan, el régimen orteguista, se limitó a decir que coordinará con el INSS y el sector privado para la organización de sus servicios en función de la atención, control y contención viral, acorde a protocolos y procedimientos establecidos por el Minsa. Para la experta en salud pública, Ana Quirós, “no se está protegiendo» a las personas de la tercera edad.

Agrega que cuando el régimen aborda el tema de las medidas de prevención por el nuevo virus, mediante el protocolo, no hacen énfasis en los grupos poblacionales, sino que todo es muy general, expresó Quirós. Asimismo explicó que la mayor parte de los muertos han sido mayores de 70, “es de esperarse que en el caso de Nicaragua, también suceda así», aunque en el país se debe incluirse las condiciones de pobreza que van a ampliar el sector de riesgo, expresó.