Argentina se aisla para cerrar puerta al coronavirus

El gobierno de Argentina se ha sumado a la tendencia mundial de aislamiento total para intentar reducir la velocidad de avance del brote de coronavirus que en su caso ha infectado a 45 personas, ocasionando la muerte a dos de ellas. Los que violen las normativas podrían ser enjuiciados.

Buenos Aires prohibió la entrada al país de todo extranjero que viaje desde las zonas de riesgo y a partir del miércoles, Aerolíneas Argentina será usada para la repatriación de cuanto argentino que por turismo, familia, estudio o trabajo haya sido sorprendido por la pandemia en distintas regiones del mundo.

Y es que los vuelos internacionales han sido cancelados. Lo mismo ha ocurrido con actividades multitudinarias como los deportes, teatro, cines, parque nacionales, recitales, conferencias y hasta la circulación de grupos de turistas.

Según el presidente Alberto Fernández, “habrá sanciones penales, cárcel y multas, para los que no cumplan con las medidas”.

“Este decreto suspende por 30 días los vuelos provenientes de Europa, EEUU, Corea del Sur, China, japón e Irán. Dispone también el aislamiento obligatorio durante 14 días y es esencial para reducir todo lo posible la propagación del virus”, dijo el presidente Fernández. “Aquellas personas que infrinjan el aislamiento, tendrán responsabilidades penales´´.

En tanto, el Ministro de Salud, Gines González Garcia, señaló que ´´busca controlar el abastecimiento de alimentos y medicamentos, preparar el sistema sanitario al máximo y hasta suspender las clases en todas las universidades y escuelas».

´´Le estamos dando máxima prioridad al tema, el Presidente encabeza todo esto y ha reasignado recursos, a pesar de la difícil situación que estamos desde lo económico. En realidad nosotros hoy tenemos recursos, estamos trabajando no sólo en esta fase, con los gobiernos provinciales, los expertos y las asociaciones científicas, para lo que venga. Tratando que no venga, pero si viene, estar preparados´´