Byron «Gallito» Rojas no pierde las esperanzas de regresar al trono del boxeo

El púgil matagalpino Byron “Gallito” Rojas está que rasca por regresar al ring. En el 2019 solo peleó solo tres veces por lo que tiene esperanzas este año de tener más actividad, sin embargo, todo dependerá de la situación que afecta al mundo con la pandemia del coronavirus. Su deseo es regresar a la cima del boxeo.

“Tengo muchas ganas de volver a ser campeón del mundo, más ahora que tenemos tres grandes campeones me dan muchas ganas de algún día estar al lado de ellos”, confesó Rojas desde su natal Matagalpa.

Actualmente, Rojas divide su tiempo entre los entrenamientos en el gimnasio Guy Rouck Chávez y su finca, ambos ubicados en la ciudad norteña.

“Estoy entrenando y por las mañanas corriendo en Matagalpa. Los fines de semana me ocupo de las necesidades de la finca. Mis manejadores me dicen que hay oportunidad para buscar una corona y gracias a Dios estamos bien ranqueado y eso nos da mucha esperanza de pronto pelear por el campeonato del mundo”, agregó el excampeón mundial.

El 19 de marzo, fue un día especial para Rojas, pues un día como ese pero del 2016 tocó la cima del boxeo al conquistar el cetro de las 105 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) al superar por decisión unánime al sudafricano Hekkie Budler en el Palacio de los Emperadores, en Sudáfrica.

“Fue un día histórico e inolvidable para mí. Lo que más recuerdo de ese día fue al pueblo de Matagalpa esperar por mi pelea con muchas ansias y cuando me levantaron la mano como campeón del mundo. Dios primero pueda volver a tener esa oportunidad (de título mundial) este año. Perder la corona me dejó muchas lecciones los cuales espero no volver a repetir”, confiesa Rojas.

Seis meses después de ese mismo año, el 29 de septiembre, Rojas perdió su trono a manos del tailandés Knockout CP Freshmart, quien se impuso por decisión unánime.

“Lo que me motiva a seguir buscando esa corona es el deseo de dejar un mejor legado y que mi nombre se escuche como un gran boxeador en la historia de Nicaragua”, manifestó el Gallito, de 29 años de edad.

Otro legado

Pero más allá del boxeo, Rojas quiere dejar otro legado que lo llegue a posicionar más allá de las fronteras a nivel económico.

“Bueno soy un pequeño ganadero fuera del boxeo quiero ser un gran ganadero en un futuro, para eso estoy trabajando fuerte en mi finquita y en mi carrera de boxeo”, reveló Rojas.

Rojas finalizó diciendo que “hay mucho que mejorar en los entrenamiento, nunca se deja de aprender. Y pues esperamos tener mejor actividad, esperemos pronto tener noticias de peleas”.

Actualmente, Nicaragua tiene a tres campeones mundiales activos. Los hermanos Alvarado, Félix y René Alvarado, campeón de las 108 libras de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) y campeón de las 130 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), respectivamente y Román “Chocolatito” González, monarca de las 115 libras de la AMB.