¿Régimen orteguista no obligará a marchar este sábado? Ahora ordena visitas casa a casa para instruir sobre coronavirus

En una reunión realizada este jueves en el parque japonés y presidida por el secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, se instruyó a todos los secretarios políticos de las instituciones públicas del país participar en visitas casa a casa para brindar información básica sobre el coronavirus.

La visita masiva será este sábado 21 de marzo y al menos para este fin de semana, el régimen orteguista no contempla aparentemente convocar a marchas, que se han intensificado en el inicio de este 2020 para demostrar un supuesto apoyo social de las masas, cuando realmente la mayoría de la asistencia es de trabajadores del Estado que asisten para no correr el riesgo de ser despedidos.

Esta ofensiva del régimen, ocurre un día después que se hizo público el primer caso de coronavirus en Nicaragua, siendo, según información oficial, una persona de sexo masculino y de 40 años de edad, quien el día 15 de marzo ingresó al país vía aérea, procedente de Panamá.

Lea: Recomendaciones para evitar el contagio de coronavirus en casa

La información fue confirmada a LA PRENSA luego de finalizar el encuentro, en donde solo participaron secretarios políticos pero que luego se compartirá con los trabajadores de varias entidades públicas.

Mientras se desarrollaba la reunión en el parque japonés, la vicepresidenta Rosario Murillo, informaba en su alocución de mediodía que actualmente se capacitan a más de 100,000 brigadistas de salud, que serían los secretarios políticos y empleados públicos, para sumar 250,000 y que este fin de semana, se realizarán visitas domiciliares y en siete días, alcanzar la cifra de un millón de familias visitadas “compartiendo y explicando las medidas de prevención, higiene y seguridad».

Lea también: Avianca canceló sus vuelos entre Nicaragua y Centroamérica, pero mantiene el de Miami

Este encuentro se dio en paralelo al descuido municipal, cuyo mando de poder reside en Moreno, para evitar el contagio de coronavirus porque se mantienen las actividades públicas como sesiones, cabildos con la población y la asistencia normal a las oficinas de todos sus empleados.