Régimen orteguista expone a personal médico al contagio con el Covid-19 con visitas casa a casa

Personal del Ministerio de Salud junto a miembros de los Comité de Liderazgo Sandinista se dieron a la tarea suicida este sábado 21 de marzo de visitar casa a casa los barrios capitalinos para informar sobre el coronavirus, sin usar ni una medida de protección para no alarmar a la población, según les orientaron.

Ante esto, la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) criticó la negligencia de la dictadura, no solo de continuar negando el acceso a la información en tiempo real de lo que ocurre con los casos sospechosos de coronavirus, sino también por obligar al personal de salud del Estado a realizar estas visitas sin una sola medida de protección.

“La instrucción explícita fue de no usar mascarillas, ni alcohol gel, para la prevención de dicho virus, bajo la excusa de que solo es una campaña para calmar a la población y bajo amenaza de despidos y represalias políticas”, se lee en el comunicado enviado por la UNAB.

Violan recomendaciones de OMS

La mayoría del personal médico que visitó casa a casa en los barrios de Managua no andaban protegidos para evitar posibles contagios de coronavirus. LA PRENSA/ TOMADA DEL 19 DIGITAL

Este tipo de actividades no se apegan a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de evitar las reuniones masivas para evitar el contagio, al contrario, expone a las personas al peligro y atenta contra la salud de toda la población, especialmente la de quienes trabajan para el Estado, recalca esta organización social.

“La Unidad Nacional hará denuncia de estos hechos ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), pues la gravedad de la situación muestra, una vez más, la vocación asesina de la dictadura y la falta de voluntad política del régimen de disponer de los recursos del Estado para prevenir y contener la pandemia y, de esta forma, cuidar la salud de las personas”, se lee en el comunicado.

También se recibieron denuncias de personal de salud pública donde les dijeron que no usaran mascarillas dentro de los hospitales para no alarmar a la población.

Hasta este sábado 21 de marzo la vicepresidenta designada Rosario Murillo solo ha dado a conocer dos casos positivos y un tercer sospechoso de coronavirus. Se desconocen en que sector viven estas personas y con cuántas personas tuvieron contacto antes de ser detectadas por lo que hay incertidumbre con el número de contagiados hasta ahora.

El régimen también promovió las actividades y recreaciones turísticas en todo el país, contradiciendo las recomendaciones de la OMS, sobre permanecer en cuarentena.