Robo frustrado deja tres muertos en San José de Bocay, Jinotega

Dos hombres identificados preliminarmente como José Alexis Rodríguez Balladares, de 26 años, y José María Borge Rodríguez, de 21 años, así como una tercera persona aún sin identificar fueron asesinados la tarde de este sábado 21 de marzo, durante un supuesto robo frustrado en la comunidad Las Mercedes, sector de Kantayawas, jurisdicción del municipio de San José de Bocay, departamento de Jinotega.

Según reportes de la Policía, dos sujetos desconocidos llegaron a las 6:30 p.m. del sábado a la casa de José Ramón Duarte Blandón, de 40 años, donde pretendían cometer un robo, sin embargo, la familia del afectado estaba en la vivienda y José Alexis y José María, hijastros de éste, quisieron evitar el atraco.

Cuando los hermanos intervinieron en el atraco, uno de los ladrones sacó un arma y les disparó varias veces. Al mismo tiempo, Duarte tomó una tranca con la que aseguraba una puerta y golpeó a uno de los ladrones, logrando derribarlo y quitarle un machete que andaba.

Lea además: Tiroteo y robos desnudan la inseguridad del país “más seguro» de Centroamérica

Uno de los ladrones huyó

Según el relato policial, con el machete, Duarte asestó varios filazos al delincuente, principalmente en el cuello. El otro ladrón huyó.

Eveling del Socorro Rodríguez Olivas, de 46 años, madre de los hermanos sufrió lesiones en distintas partes, pues habría forcejeado con uno de los ladrones. Duarte también salió lesionado.

LA PRENSA/Cortesía

Cuando el segundo ladrón huyó, Duarte y su pareja se percataron que los hermanos y uno de los ladrones estaban muertos.

Puede interesarle: Encapuchados armados asaltan negocios y golpean a turistas de playa Maderas, en San Juan del Sur

Un grupo de investigadores policiales se movilizó al lugar para hacer los peritajes y averiguaciones correspondientes. Además de fijar la escena fotográficamente, la Policía ocupó un revólver calibre 38, tres tiros percutidos y dos proyectiles calibre 38; así como ocho casquillos calibre 22 y un machete con manchas de sangre.

La Policía aseguró que sigue la pista “al delincuente prófugo”.