Coronavirus amenaza con hacer estragos en 123,000 empleos de zona franca en Nicaragua

El empleo de más de 100 mil trabajadores de zona franca en Nicaragua está severamente amenazado a medida que la pandemia del coronavirus se propagada en el mundo. La Asociación Nicaragüense de la Industria Textil y Confección (Anitec) admitió ayer que se espera que la próxima semana más empresas de este régimen suspendan sus labores temporalmente, luego del acuerdo que suscribieron con sindicatos y el Gobierno, lo que facilita la medida.

La situación se empeorará en un mes más a medida que transcurran las semanas mientras las empresas no logren reactivar las compras de sus clientes internacionales.

El acuerdo laboral que se firmó esta semana entre el sector de zona franca, el Gobierno y sindicalistas, para atender la emergencia evidencia que las empresas solo tienen capacidad para mantener el empleo un mes, lo que se traduciría en una caída en las exportaciones y en una ola de desempleo que tendrá repercusiones en el consumo interno.

La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) señala que el acuerdo que se firmó es por un mes, pero la situación con la expansión de la pandemia parece que se va extender mucho más tiempo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que la misma puede extenderse hasta agosto de este año.

Lea además: ¿Trabajás en empresas de zona franca? Estas son las medidas que se adoptarán por el Covid-19, que incluye suspensión de contratos

“Por el momento la zona franca tiene la capacidad por lo menos de operar sin reducción del empleo por un mes, eso se desprende del documento, y habrá que ver al final del mes que es lo que pasará, porque la situación a nivel internacional no da luce que vaya a terminar de aquí a un mes, por eso es que es fundamental como parte de las políticas económica para el manejo del coronavirus acá en Nicaragua, que el gobierno este diseñando algún tipo de paquete económico de ayuda para los nicaragüenses que empiecen a quedar sin su empleo, un paquete que obviamente cree los incentivos”, explican técnicos de Funides.

Estados Unidos no está comprándole a Nicaragua

El problema de las empresas de zona franca de Nicaragua es que Estados Unidos, como principal destino del 80 por ciento de su producción, ha dejado de comprar y se desconoce cuándo podría reactivarse la demanda de ese país, lo que pone en jaque las operaciones de las maquilas.

Estados Unidos se convirtió este jueves en el primer país con más contagiados de Covid-19 en el mundo, cuya enfermedad ha afectado a más de 500 mil personas. Un total de 21,000 han perdido la vida. EE.UU. superó a China e Italia en el número de casos.

“No hablemos de cierre, sino de suspensión temporal laboral porque se manda de vacaciones a los trabajadores, esta situación se crea porque Estados Unidos que es nuestro principal cliente, para nuestras exportaciones, todas las tiendas están cerradas, Levis, Gap, Pull, Target, están cerradas, no está comprando», afirma García.

Según el directo ejecutivo de Anitec, las marcas en Estados Unidos le pidió a las empresas de zona franca en Nicaragua “que no sigamos mandando más prendas, ni que sigamos produciendo más, entonces ¿qué pasa?, las empresas que ya invirtieron en compra de materia prima ahí se les va a quedar, lo que ya invirtieron en prendas que ya están elaboradas van a quedarse en inventario, porque en realidad no están vendiendo”.

Hasta ayer se conocía la suspensión temporal de operaciones de tres empresas: Gildan ubicada en San Marcos y Rivas, que emplea a más de 9,000 personas, ANNIC en Masatepe de origen norteamericano que da trabajo a 300 personas y a partir de hoy Yazaki suspenderá labores por 15 días.

Lea también: Más de 9,000 trabajadores de dos empresas de zona franca a sus casas para afrontar el Covid-19

En el marco del acuerdo, el Gobierno autorizó que estas empresas puede otorgar permisos laborales con goce parcial de salarios, anticipo a cuenta de vacaciones, reducir jornadas de trabajo, realizar actividades laborales a distancia o teletrabajo y realizar suspensiones temporales de contratos de trabajo al amparo del artículo 38 del Código de Trabajo.

El artículo 38 del Código de Trabajo, explica que se considera suspensión colectiva la que afecta a una parte o a la totalidad de los trabajadores de una empresa o lugar de trabajo por una de las siguientes causas no imputables al empleador: la falta de materia prima; el cierre de la empresa ordenado por autoridad competente de acuerdo a razones preventivas; el cierre temporal de la empresa por razones técnicas o económicas; la fuerza mayor o caso fortuito cuando traigan como consecuencia necesaria, inmediata y directa la suspensión del trabajo.

El mismo artículo establece que la suspensión colectiva deberá ser autorizada de previo por el Ministerio del Trabajo por intermedio de las Inspectorías Departamentales del Trabajo y sí existe causa justificada se autorizada la suspensión y el empleador pagará seis días de salario a los trabajadores.

“La próxima semana vamos a ver cuántas empresas han acogido el acuerdo, el último recurso es la suspensión en temporal, hasta este momento no se está pidiendo suspensión de acuerdo al artículo 38, porque si estuviéramos aplicando ese artículo no habría porque hacer acuerdo porque eso está en la ley», explicó García.

Hasta febrero del año pasado, el sector de zona franca empleaba a 123,853 personas en 187 empresas, lo que indica que si estas empresas cierran el impacto en la economía será severo.

“Esta medida (el acuerdo tripartito) parece indicar que por los menos están tomando una ruta en la que están tratando de proteger el empleo de aquí a un mes, pero de todas forma están dejando el camino preparado en caso que haya necesidad de cierre, cuando se observa en el documento que ya están viendo cómo negociarían el despido masivo, lo cual es algo que ya se sospechaba», indica Funides.

Este panorama en zona franca, empeora no solo la economía familiar sino también las perspectivas económicas globales del 2020.

“De manera que el cierre del canal externo es fuerte, esos números que dimos hace dos semanas los vamos actualizar, la situación con respecto a los escenarios que habíamos planteado anteriormente están peores, va haber un mayor impacto solo por el canal externo”, indica Funides.

Puede interesarle: Funides: el coronavirus profundizará la recesión en Nicaragua. Estos son los tres escenarios de mayor contracción

Economía se precipita al colapso

A inicios de marzo Funides planteaba tres escenarios de contracción económica 1.4, 2.1 y 3.9 por ciento, en este último tomaba como escenario que la pandemia se iba a extender todo el año.

“El tiempo va corriendo y los efectos son inevitables, va haber un efecto económico muy serio para el país, por el lado del canal externo y la afectación en el canal interno va ser muy fuerte, tal vez de la misma magnitud, de tal forma que podríamos estarnos enfrentando a un escenario que no se veía en 30 a 35 años, desde los 80″, precisa el centro de pensamiento, que enfatizó que aún están haciendo una actualización de sus proyecciones.

“Todo pinta que nos va ir muy mal este año, tanto por el canal externo como interno, es probable que tengamos una caída mayor a la crisis política, pero de nuevo hay que hacer el análisis, lo que sí puedo decir es que los escenarios que planteamos hace dos semanas están peores y lo tanto los números van empeorar”, detalla Funides.

El expresidente de la Cámara Americana de Comercio (AmCham), Róger Arteaga señaló que estas medidas las tuvo que tomar la empresa privada por el gobierno sigue ausente.

“Eso que están haciendo los sindicatos con las empresas de zona franca, en respuesta a la pasividad y falta de acción del gobierno, porque esto lo debiera estar haciendo el gobierno y no los sindicatos con las empresas de zona franca, recuerde que por la misma inactividad y negligencia del gobierno es que el sector privado dijo vamos hacerlo nosotros porque el gobierno no está interesado en proteger a la población”, dijo Arteaga.