FMI: Economía mundial cae en recesión por el coronavirus, se teme una crisis peor que 2008

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, aseguró este viernes que “ya está claro» que la economía mundial ha entrado “en recesión, igual o peor que la de 2009», debido a la pandemia del coronavirus.

Georgieva dijo esto al inicio de una rueda de prensa virtual desde la sede de la institución financiera internacional al evaluar el impacto económico de la expansión global del coronavirus.

Más de 80 países ya han solicitado ayuda de emergencia al FMI, la mayoría naciones de bajos ingresos, dijo Georgieva. “Sabemos que sus propias reservas y recursos internos no serán suficientes», indicó, y agregó que el FMI apunta a reforzar su respuesta “para hacer más, hacerlo mejor, hacerlo más rápido que nunca».

Lea además:

La pandemia del coronavirus ha llevado a la economía mundial a una recesión, y serán necesarios fondos masivos para ayudar a las naciones en desarrollo, dijo Georgieva.

Con la “parada repentina» de la actividad económica global, “nuestra estimación actual para las necesidades financieras generales de los mercados emergentes es de 2.5 billones de dólares [millones de millones]», dijo.

Y advirtió que la estimación “está en el extremo inferior». Los gobiernos en los mercados emergentes, que han sufrido un éxodo de capital de más de 83,000 millones de dólares en las últimas semanas, pueden cubrir gran parte de estas necesidades, pero claramente no tendrán recursos suficientes, especialmente porque muchos estaban fuertemente endeudados antes de la crisis.

Estados Unidos no saldrá ilesa

Georgieva reconoció que prevé una profunda recesión para este año, una crisis de la que tampoco se libraría EE.UU., un país que, según la funcionaria, ya se encuentra inmerso en esa situación.

Cabe recordar que casi 3.3 millones de estadounidenses solicitaron beneficios por desempleo solo la semana pasada, según datos del departamento de Trabajo; una cifra récord que cuadriplica el máximo histórico, registrado en 1982.

“Estamos en una situación sin precedentes, donde una pandemia de salud global se ha convertido en una crisis económica y financiera”, señaló.

Georgieva se mostró especialmente preocupada por el impacto que la pandemia pueda tener en las economías emergentes, que se verán gravemente afectadas por la reducción de las exportaciones, y aseguró que la institución está buscando soluciones para que los países especialmente endeudados “no se despeñen por el barranco».

El organismo, no obstante, proyecta una recuperación en 2021, pero solo si los países “tienen éxito en contener el virus en todas partes y evitan que los problemas de liquidez se conviertan en un asunto de solvencia», dijo la directora.