Zona de Strikes: ¿Cómo armar un equipo All Star de los Pomares?

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

No pongan atención a este título. Lejos de ser una tentativa de imposición de ideas, es más bien una invitación a que en estos tiempos de coronavirus, podamos opinar sobre cómo estructurar un equipo de estrellas de los Pomares.

Establecidos en 1980, los Pomares fueron cuestionados severamente en su momento. En los años ochenta se dijo que eran discretos. Ahora veo que se les pone de ejemplo sobre la calidad con que se jugaba en aquella etapa.

En todas las épocas hay buenos y malos equipos. El beisbol de los años setenta suele ser venerado, pero en ese tiempo hubo equipos de pobre calidad, lo que pasa que por lo general nos identificamos con los de nuestra generación.

Pero vamos al All Star de los Pomares. Esta es solo mi opinión y siéntanse libres de cuestionarla y proponer lo que a su juicio debería ser el equipo de estrellas, partiendo de los últimos 40 años, es decir, solo los torneo Pomares.

Catcher: Julio Vallejos: El mejor brazo de la historia y guante magnífico. “Es el único jugador de Nicaragua que podría alcanzar en el line up de Cuba”, le dijo Miguel Valdés a Edgar Tijerino. Entre 1993 y 1998, Julio atrapó a 50 de 69 corredores que intentaron robarle con la Selección. Eso es una exageración.

Primera base: Nemesio Pomares. Uno de los mejores jugadores que han desfilado en los campos del país. Es el mejor pelotero que yo he visto aquí. Tacto y poder al bate y defensa de guante de oro. Seis veces campeón de bateo, cinco sobre .400.

Segunda base: Julio Medina. Todo lo hacía bien. Un espectáculo en torno a la segunda base y unas agallas como muy pocos. Jugador bravo. Solo le faltó poder para ser un pelotero completo.

Shortstop: Bayardo Dávila: César Jarquín me dijo un día: Bayardo hace cosas en el short que yo no he visto que nadie más las haga ahí”. Cualquier agregado estaría de más.

Tercera base: Ariel Delgado. Esta es posición para gente de poder y además de batear .315 en su carrera de más de 20 años, dio 235 jonrones y era un gran guante en la antesala.

Jardinero derecho: Ramón Padilla, tenía un cañón por brazo, disparó 212 jonrones y podía hacer todo lo que se propusiera en el juego. “Tiene más talento que yo», dijo Marvin Benard.

Jardinero Central: Freddy García: atleta sin fisuras. Bateó .317 en su carrera, metió 129 jonrones y robó 121 bases. Tenía que ser firmado. Un jugador con todas las herramientas.

Jardín derecho: Juan Cabrera: Lo más completo que hemos visto a nivel local: Poder (165 HR) y velocidad (202 robos). Único jugador con 20-20 en bases robadas en robos y jonrones. No haber brillado en la Selección afecta su leyenda.

Bateador designado: Próspero González: Es el rey del hit (1,870) y es segundo en jonrones (260), mientras resumía .321 de promedio en una carrera de 27 años.

Pitcher: Julio Moya: Tuvo 47-9 y 1.38 en 495 innings en los Pomares en tres temporadas completas (jugó parte de otras tres pero ya estaba lesionado), pero fue mejor que eso. Un monstruo. El que le seguía estaba lejos.

Este podría ser un line up:

1.- Julio Medina, 2b
2.- Freddy García, cf
3.- Nemesio Porras, 1b
4.- Ariel Delgado, 3b
5.- Próspero González, bd
6.- Juan Cabrera, lf
7.- Ramón Padilla, rf
8.- Bayardo Dávila, ss
9.- Julio Vallejos, c

¿Usted cómo armaría un equipo de estrellas estrictamente de los torneos Pomares?

Edgard Rodríguez en Twitter: @EdgardR