Coalición Nacional pide al BCIE ponerle tres condiciones a Ortega antes de entregar el millón de dólares para hacer frente al Covid-19

La oposición agrupada en la Coalición Nacional le pidió al Directorio del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), a través de una carta, condicionar la entrega del donativo de un millón de dólares al régimen de Daniel Ortega, que debe ser utilizado para atender la emergencia sanitaria por la pandemia del nuevo coronavirus (Covid-19) en el país.

Los opositores dudan que los recursos donados sean utilizados adecuadamente por el régimen orteguista, debido sus a antecedentes de corrupción de vieja data.

El pasado 16 de marzo se conoció que el BCIE aprobó una asistencia financiera no reembolsable por hasta ocho millones de dólares a los ocho países de la región centroamericana (Belice, Costa Rica, El Salvador, Honduras, Guatemala, Nicaragua, Panamá y República Dominicana), correspondiendo a cada país un millón de dólares, para atender la emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus. El uso de esos recursos, según la nota informativa, se hará conforme a la normativa del BCIE y estarán sujetos a las normas de transparencia y rendición de cuentas correspondientes.

Aunque la Coalición Nacional reconoce la necesidad de esos recursos para enfrentar la pandemia, en la misiva dirigida al Directorio del BCIE expresa “extrema preocupación por la forma en que hasta hoy el Gobierno de Nicaragua ha manejado esta emergencia sanitaria» y también manifiestan “fundados temores de que los fondos provenientes de la cooperación internacional no sean, nuevamente, utilizados adecuadamente».

“Nuestros temores se fundan en que hasta ahora el Gobierno de Nicaragua no ha seguido en forma adecuada las orientaciones de la OMS/OPS para prevenir, contener y reducir la trasmisión del virus, ni para desarrollar un enfoque multisectorial, que incluya a la sociedad civil, para determinar medidas públicas que desaceleren el contagio, eviten concentraciones humanas y protejan en primer lugar a trabajadores sanitarios», manifiesta el escrito.

Lea además: Tras confirmar cuatro casos positivos y al cumplirse período de incubación del virus: “la próxima semana se esperan más casos», advierte epidemiológo

La oposición informó a los directores del organismo financiero que “el Gobierno de Nicaragua actúa contrariamente “a las orientaciones de OMS/OPS, porque convoca a marchas, festivales y actos públicos masivos de marcado tinte político. También le manifiestan que “Nicaragua es el único país de la región que no ha considerado la suspensión de clases en escuelas y universidades».

Condiciones pedidas por la Coalición Nacional

Es por eso que los opositores le piden al BCIE que “enfatice todas las condicionalidades previstas en sus políticas de asistencia financiera, para maximizar la posibilidad de que la ayuda otorgada al Gobierno de Nicaragua se use con transparencia, con todas las previsiones contra su desvío hacia otros fines, en forma disimulada o bajo subterfugios, o para ser usada con criterios políticos o con fines de premiar o castigar a sus clientelas según sus lealtades al Gobierno».

Transparencia

Asegurar que los fondos sean utilizados con absoluta transparencia, supervisada y con información pública veraz y actualizada, sobre sus cantidades, usos y destinos, para evitar desvíos hacia el financiamiento de actividades represivas o de programas sociales altamente politizados. La información debe ser actualizada ante todos los medios de prensa y en sitios web de acceso público.

Esta rendición de cuentas deberá ser certificada por una instancia supervisora del Banco, que deberá informar mensualmente acerca de la ejecutoria de los proyectos.

Presentar una estrategia previa

Previo al primer desembolso el Gobierno de Nicaragua debería hacer pública su estrategia ante la pandemia, que incluya los principales lineamientos de las recomendaciones OMS/OPS para la detección temprana de casos infestados, reducción de la tasa de trasmisión, disposición de sus mejores capacidades para el tratamiento de casos confirmados y para la protección del personal sanitario.

Esta estrategia deberá incluir sus medidas para concertar, con el resto de la sociedad, políticas públicas de educación y promoción de la participación popular en la contención y manejo de esta crisis sanitaria.

El Gobierno debe informar, veraz y oportuno, acerca de la evolución de la situación epidemiológica y orientar a la población a través de todos los medios de comunicación, incluyendo los independientes.

Aplicar las medidas de prevención

Asimismo exigen que deberán decretarse medidas inmediatas para reducir concentraciones como las que se dan en actividades deportivas, sociales y centros de recreación, hasta llegar a su prohibición en momentos extremos, así como la suspensión, total o parcial, de clases en escuelas y universidades, según corresponda en cada etapa de la crisis. Se deberá reafirmar que el acceso a la salud es un derecho constitucional que no acepta ningún tipo de discriminación, especialmente, en las actuales condiciones de Nicaragua, ninguna discriminación contra personas críticas al gobierno.

Lea además: BCIE suspende desembolso de US$ 7.6 millones a la Policía Orteguista

La misiva está dirigida a los directoras y directores del BCIE: Jorge Briz Abularach, director por Guatemala; Carolina Recinos, directora temporal Ad Honorem por El Salvador; Catherine Chang Carías, directora por Honduras; Otton Solís Fallas, director por Costa Rica; Jorge Saggiante Garcia, director por México; Carlos Arosemena, director por Panamá; Clara Quiñones de Longo, directora por Republica Dominicana; Wei Sheng Chiu, director por la República de China (Taiwan); Ángel Custodio Cabrera, director titular por Argentina y Colombia y Carlos Sanguinetti Barros, director Suplente por Argentina y Colombia.

La Coalición Nacional está integrada por siete movimientos cívicos y partidos políticos, que el pasado 25 de febrero firmaron una proclama que los compromete a trabajar unidos, para enfrentar a Daniel Ortega en un eventual proceso electoral.