Zona de Strikes: ¿Cuál ha sido el mejor staff de narradores?

Solo se reunieron unos días, pero dejaron recuerdos para siempre. Sucre Frech, Julio “El Porteño” Jarquín y Edgar Tijerino, formaron el que posiblemente ha sido el mejor staff de narradores de beisbol en la historia de nuestro país.

Se les agrupó con motivo de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles en 1984, donde de paso nuestro beisbol vivió uno de sus momentos más emocionantes con el jonrón de Arnoldo Muñoz ante Canadá, narrado magistralmente por el “Porteño».

Sucre era el ancla. A la voz poderosa y sonora, le añadía fragancia a la palabra y conseguía una conexión casi mágica con los oyentes, que podían ver y sentir el partido a través de su descripción.

El “Porteño” tenía el sutil encanto de la sencillez, de la precisión. Un profesional al micrófono, que de forma deliberada o por economía, tenía siempre formas claras y concisas, pero vibrantes, de transmitir lo que acontecía en el terreno de juego.

Tijerino agregaba el análisis profundo, la estadística precisa y el humor excelente, para hacer de aquel esfuerzo conjunto, un trabajo de gran altura, entretenido y riguroso con los detalles.

Solo estuvieron reunidos siete días (del 31 de julio al 7 de agosto de 1984) durante el torneo de beisbol de la olimpiada en el Dodger Stadium, pero al menos para mí, dejaron huellas indelebles.

Aún puedo escuchar a Sucre transmitiendo el brillante trabajo de Julio Moya ante Canadá, a Julio describiendo el cuadrangular de Arnoldo y a Tijerino aportando la observación atinada.

Y toda vía seguimos esperando al próximo Sucre, al reemplazo del “Porteño” y al que seguirá las huellas de Tijerino y desafortunadamente no es muy alentador el horizonte, aunque nadie sabe el futuro.

¿Cuál ha sido para usted el mejor staff de narradores de beisbol? Aquí he dado solo una opinión sin el ánimo de imponerla como verdad. Además, este fue un grupo transitorio y nunca más se les volvió a juntar.

No tuve la oportunidad de escuchar al cubano Rafael “Dinámico” Rubí, pero dicen que era genial y que dominaba todos los deportes. Para muchos ha sido lo mejor que ha venido del extranjero.

Vi el entusiasmo desbocado de Evelio Areas, oí la consistencia y el peso de Armando Provedor y aprecié el éxito en las Grandes Ligas de René “El Chelito” Cárdenas.

Y aunque pienso que Sucre ha sido indiscutiblemente el mejor, siempre aprecié escuchar a Lucho Ortega, y más adelante a Carlos Reyes, hasta llegar a Enrique Armas, el mejor en esta época.

Octavio Sevilla y Agustín Cedeño son muy buenos narradores, pero el próximo Sucre no se ve en la perspectiva. Y lo peor es que cada día parece más grande, como el “Porteño» y Tijerino.

¿Cuál ha sido para usted el mejor grupo de narradores?

Edgard Rodríguez en Twitter: @EdgardR