¿Nicaragua, un puente para la droga que Venezuela transportaba hacia Estados Unidos?

La acusación que hizo Estados Unidos el pasado jueves en contra del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, y cuatro funcionarios venezolanos más, entre ellos Diosdado Cabello Rondon, presidente de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente; y Hugo Carvajal Barrios, exdirector de los servicios de contrainteligencia del Ejército venezolano, hace mención a Nicaragua como corredor de la droga con destino a Estados Unidos.

En una parte del documento se relata que “alrededor de 2009, Maduro Moros, Cabello Rondon y Carvajal Barrios asistieron a una reunión con un representante de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) en la que los asistentes discutieron un envío de cocaína de cuatro toneladas que las FARC estaban preparadas para transportar al Cártel de Los Soles».

A continuación precisa que “Cabello Rondon ordenó que las FARC entreguen la cocaína a un lugar particular en Venezuela, donde un avión estaría esperando para transportar la cocaína a Nicaragua para su posterior envío a México e importación a los Estados Unidos».

Sin embargo la acusación no detalla más sobre el vínculo del régimen de Daniel Ortega con el transporte de la droga ni menciona implicados en el país.

Al presentar la acusación, Estados Unidos ofreció una recompensa de 15 millones de dólares para la captura y encarcelamiento del líder venezolano. De igual forma ofreció 10 millones de dólares para la captura de los otros funcionarios.

Los cargos por los que se señala a Maduro son: Narcoterrorismo (pena mínima de 20 años y máxima cadena perpetua); importar cocaína a EE.UU. (pena mínima de 20 años y máxima de cadena perpetua); uso y posesión de armas y aparatos destructivos para facilitar el tráfico drogas (pena mínima de 30 años y máxima cadena perpetua); y conspirar para usar y portar armas y aparatos destructivos para facilitar el narcotráfico (pena máxima cadena perpetua).

Los cargos nombran a Maduro como “líder” del Cártel de los Soles y lo señalan a él, junto con Cabello, Carvajal y Clíver Alcalá (exjefe militar y ya en custodia de Estados Unidos) de llevar a cabo una red que corrupción gubernamental que “facilitó la importación de toneladas de cocaína a Estados Unidos”.

Ortega y las FARC

En Nicaragua, el dictador Daniel Ortega, que lleva 13 años en el poder, no ha ocultado su amistad con los líderes de las FARC, entre ellos Manuel Marulanda, conocido como “Tirofijo», exjefe de la FARC, a quien llamó “querido hermano” en una ocasión.

En 2008, la entonces congresista Ileana Ros-Lehtinen, expresó su preocupación por los vínculos de Ortega con el Presidente de Venezuela, Hugo Chávez, con Irán y con grupos terroristas como las FARC, mencionando que podría ser oficialmente considerado un aliado de grupos terroristas.