Varios récords de Nicaragua son mejores que los de la liga cubana

Cuba y Nicaragua comparten una llamativa pasión por el beisbol y aunque el nivel de pelota de los antillanos es claramente superior al pinolero, tienen algunos récords similares en sus campeonatos nacionales de beisbol.

Racha de bateo

El santiaguero Rey Isaac Villant alcanzó una hilera de 37 partidos dando de hit en Cuba en 1995. Cuatro años más tarde, el leonés Henry Roa estableció la suya en Nicaragua con 39.

Lea además: Berman Espinoza camino al reinado de ponches, sube al cuarto lugar

Promedio de bateo

El cubano Pedro Luis Rodríguez bateó el increíble promedio de .468 con el Norte en el torneo nicaragüense de 1996, en el cual se aceptó la incorporación de peloteros extranjeros y la mayor parte de contratados fueron cubanos. Mientras tanto en la isla, Osmani Urrutia ostenta el mejor porcentaje de bateo de la historia, al registrar .469 con Las Tunas en la temporada de 2004.

Álvaro López. LA PRENSA/ARCHIVO.

Ganados y perdidos

El habanero Yulieski González consiguió el impresionante balance de 15-0 en la Serie Nacional cubana de 2009. En Nicaragua, Álvaro López terminó con un impecable 18-0 con el Bóer en 2012.

Juegos ganados

Las 23 victorias de Epifanio Pérez son un récord para Nicaragua y superan la mejor marca cubana, lograda por José Ibar con 20 éxitos en 1998.

Lea también: Caballos de hierro: tres jugadores activos que han tenido acción en cuatro décadas

Jonrones en un juego

Los jonrones no podían faltar en esa sección y aunque Cuba tiene una impresionante colección de artilleros de poder, ninguno hizo o ha hecho lo del chinandegano Rafael Valle, quien despachó cinco vuelacercas en un partido en 1978. El récord cubano es de cuatro, compartido por Leonel Moa (1989), Alberto Díaz (1995) y el inmortal Omar Linares (1997).

Grand Slams

Alexei Bell, quien hace varios años dejó la Isla en busca del sueño americano y firmó con Texas, pegó dos jonrones con las bases llenas en un inning, en la temporada 2009-10. En nuestro medio, Luis Fierro disparó dos Grand Slams pero en un juego y además agregó un vuelacercas de dos carreras para totalizar 10 remolques en el partido.

Robos de bases

Otro récord en el cual Nicaragua tiene la delantera son los robos de bases, gracias a las 59 estafas de Sandy Moreno en 1990, porque la marca de un cubano es de 55 de Enrique Díaz en 1993.

Ponches

El meteórico Maels Rodríguez recetó 263 ponches en la temporada 2001, haciendo trizas la marca cuba de 208 de “Changa” Mederos y además pasó encima de la marca nica de Diego Raudez de 220.

Efectividad

El leonés Julio Moya con su microscópico 0.14 en efectividad, no tiene comparación, ni siquiera en la pelota cubano, en donde la marca de efectividad la tiene Ihosvani Gallegos con 0.37 en 1972.

No hit no run

El cubano Juan Pérez Pérez fue capaz de tirar un juego sin hit ni carrera en cada una de las temporadas de 1973, 1974 y 1975. El leonés Antonio Chévez bordó tres no-no en solo un año, 1973.

Durabilidad

El tirador Carlos Yanes participó en 28 temporadas del beisbol cubano con la Isla de la Juventud, jugando cuatro diferentes décadas. En nuestra pelota el artillero leonés Ariel “Panal” Delgado jugó 29 campañas entre 1977 y 2005.