Salones de clase en colegios públicos quedan vacíos por miedo al Covid-19

Los colegios públicos de Nicaragua reportaron este lunes una asistencia “peor» que la de la semana pasada, llegando a contabilizarse en cada aula de clases entre tres y diez alumnos, aseguraron varios maestros de centros educativos de Managua. La situación es la misma para las tres modalidades: preescolar, primaria y secundaria, aunque más notaria en la educación inicial, afirmó Lesbia Rodríguez, de la Unidad Sindical Magisterial.

Esta situación se da porque los padres de familias no envían a sus hijos a clases como medida de prevención ante la amenaza de un brote del nuevo coronavirus (Covid-19) en el país, y porque el régimen Ortega Murillo se rehúsa a suspender las clases presenciales.

Lea además: Padres de familia de Boaco dejan de enviar a sus hijos a clase para protegerlos del Covid-19

La mañana de este lunes el Ministerio de Salud (Minsa) señaló que se mantienen cuatro casos confirmados: uno en recuperación, uno estable, uno en estado crítico y un fallecido. Sin precisar cuántas pruebas se han realizado en total.

“En los cuarto, quinto y sexto (grado de primaria) no se pasan de ocho niños; y primero, segundo y tercero (grado) solo tres (alumnos). Está más rala (la asistencia) que la semana anterior», declaró a LA PRENSA una profesora de primaria.

“Todos los maestros como adultos hemos dicho que nadie quisiera salir de su casa pero si no se baja ninguna información (orientación de parte del Ministerio de Educación), ahí estamos», agregó.

Muy similares fueron las declaraciones de otra profesora de primaria de un colegio de Managua. La semana pasada solo recibió seis estudiantes y esta semana fue “peor». Según contó, los niños avisaron que esta semana ya no asistirían a clases.

Colegios privados decidieron suspender sus clases presenciales antes que se confirmara el primer caso de coronavirus en el país, el 18 de marzo, para evitar posibles contagios en sus comunidades estudiantiles. No obstante, luego de conocerse los primeros casos positivos del Covid-19 más colegios y universidades públicas se sumaron a esta medida.

Puede interesarle: Estudiantes de la FAREM-Carazo aseguran que dejarán de ir a clases, pese a las amenazas que reciben de las autoridades

colegio, coronavirus
Ante la poco asistencia de alumnos, algunos colegios han tenido que publicar carteles informando que las clases están “normales». LA PRENSA/OSCAR NAVARRETE

Padres previenen

Para Rodríguez, esta notable inasistencia de estudiantes en los colegios públicos refleja que los padres de familia están “conscientes» del riesgo que corren sus hijos ante el Covid-19, y prefieren dejar de mandarlos a seguirle la “normalidad» al régimen orteguista.

“Hay menos alumnos ahora, los padres de familia están tomando conciencia cada día que pasa por las noticias que vienen de afuera, no las de aquí, porque aquí no está pasando nada, todo está normal, pero cuando en otros lados (países) ven que los colegios están cerrados entonces los padres de familia toman conciencia», expresó Rodríguez.

Ejemplo de eso es que el 26 de marzo padres de familia del colegio público Emilio Sobalvarro, en Boaco, intentaron presentar una carta en la que explican sus motivos del porqué dejaron de enviar a clases a sus hijos; pero las autoridades del centro se negaron a recibirla. El colegio cerró persianas y portones y al lugar se presentó una patrulla de antimotines.

Lea además: Poca asistencia en colegios públicos, padres deciden no enviarlos por miedo a contagio

Rodríguez insistió a los padres de familia que mantengan a sus hijos en casa pese a la posición del régimen. “No esperen que el gobierno se preocupe por ellos, el gobierno se preocupa por su gente, sus familiares pero no por el pueblo, por eso hace que mantenga las escuelas con rótulos diciendo que las clases están normales. ¿Por qué tienen que poner rótulos? porque no están llegando (estudiantes), porque si no, no hubiera necesidad», dijo Rodríguez.