Cuba, Nicaragua y Venezuela con poca libertad para informar, advierte la SIP

Venezuela, Cuba y Nicaragua son los tres países del continente más castigados por la falta de libertad de información, de acuerdo con un resumen semestral de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) divulgado este miércoles (01.04.2020), en el que también se refleja el trabajo periodístico durante la actual pandemia de coronavirus.

En Venezuela, el régimen encarceló a dos periodistas por cubrir casos relacionados al COVID-19, mientras que la comunicadora Ana Belén Tovar sigue presa desde el 19 de noviembre sin que se le hayan formulado cargos, indica el resumen que abarca hasta marzo pasado.

En Cuba, además del periodista y abogado Roberto de Jesús Quiñones, que cumple una condena de un año de cárcel, 11 periodistas independientes fueron detenidos en forma arbitraria y a otros 24 se les prohíbe la salida del país por el solo hecho de informar sin la aprobación del Estado, señaló la organización con sede en Miami.

Lea además: Catorce años sin acceso a la información pública en Nicaragua

La SIP indica asimismo que “en Nicaragua continúa vigente un estado de sitio, en el cual el gobierno de Daniel Ortega no permite reuniones en espacios públicos, incentiva a agentes policiales y grupos parapoliciales para que ataquen a medios y periodistas, a la vez que mantiene un duopolio de medios a manos de familiares de la pareja presidencial».

La SIP atribuye esta “tensión» a controversias en conferencias de prensa, escasa información oficial o señalamientos de funcionarios gubernamentales contra opiniones e informaciones críticas.

La SIP revela informes sobre estado de la libertad de prensa en las Américas en el último semestre https://t.co/7f2mNBGJXW via @sipconnect

— SIP • IAPA (@sip_oficial) April 1, 2020

El resumen menciona en este sentido a los gobernantes de Estados Unidos, Donald Trump; de Brasil, Jair Bolsonaro; de México, Andrés Manuel López Obrador; de El Salvador, Nayib Bukele, y de Venezuela, Nicolás Maduro.

El presidente de la SIP, Christopher Barnes y el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información, Roberto Rock, destacaron el esfuerzo de sus “socios» por países en continuar monitoreando la situación de la libertad de prensa, enviar denuncias y redactar informes.

Lamentablemente, en el semestre analizado no cesó la violencia contra periodistas, agrega el documento de la SIP.

Nueve periodistas fueron asesinados entre octubre y marzo pasados. Estos crímenes ocurrieron en Colombia, Guatemala, Haití, Honduras, México y Paraguay, mientras que una periodista continúa desaparecida en Perú, detalló.

En Colombia, “la impunidad sigue primando con la prescripción de siete casos de asesinato y la posible prescripción de otros cinco durante 2020», agrega.

La organización, no obstante, se manifestó “satisfecha» porque, según hace constar, “en la mayoría de los países del continente, y pese a los estados de emergencia nacional, cuarentenas, toque de queda y otras medidas para controlar la COVID-19, los gobiernos han respetado las garantías constitucionales y principios internacionales sobre libertad de prensa y expresión».