Si todo está bien ¿por qué usar fotos viejas para hacer creer que Daniel Ortega está activo frente a la crisis sanitaria?, se preguntan los opositores

Si Daniel Ortega está al frente de la crisis del nuevo coronavirus (Covid-19), por qué usar fotos viejas de sus apariciones públicas, se preguntan los opositores en momentos que el mandatario nicaragüense lleva más de 20 días sin dar la cara a la ciudadanía.

Lea También: Daniel Ortega lleva 20 días sin dar la cara en medio de la pandemia por el Covid-19

La semana pasada, los simpatizantes de Ortega comenzaron a circular en las redes sociales fotos de él, correspondientes a la inauguración del hospital Fernando Vélez Paiz, en Managua, de enero de 2018, y también de la inauguración del Hospital Militar, de 2015. Esto lo hicieron para acallar las críticas de su ausencia frente a la crisis sanitaria por el nuevo coronavirus (Covid-19), pero rápidamente los usuarios de las redes sociales denunciaron la manipulación de esas fotos.

Al político opositor José Pallais Arana le parece extraño hayan tenido que recurrir a medidas “burdas como publicar fotos viejas para intentar demostrar que esta activo», lo que le hace pensar en el dicho que cita “que se presume de lo que se carece».

La opositora y enlace de la Coordinadora Civil, Luisa Molina, dijo que no le extrañan las desapariciones de Ortega, porque para ella está claro que quien está al frente del gobierno es Rosario Murillo, quien además habla todos los días y reitera que “el comandante Daniel está siempre al frente de la situación, velando por todos los nicaragüenses».

“La ausencia de este señor (Ortega), lo único que muestra es el desprecio y la falta de respeto a la ciudadanía», dijo Molina.

Sobre la manipulación de las fotos, Molina opinó que nunca va a poder entender la actuación de los simpatizantes de Ortega, que apartan su razonamiento y su dignidad, para defender lo indefendible.

Ortega y Murillo llevan más de 13 años en el poder a través de fraudes electorales, manipulaciones de las leyes y represión armada contra la ciudadanía opositora que salió en abril de 2018 a demandar un cambio.