«El régimen de Daniel Ortega debe adoptar una cuarentena en Nicaragua», expresa Monseñor Álvarez

Monseñor Rolando José Álvarez Lagos, obispo de la Diócesis de Matagalpa, insistió en que el régimen de Daniel Ortega debe adoptar “una especie de cuarentena” en Nicaragua, para evitar la propagación del covid-19 y, ante la inacción estatal, este domingo 5 de abril, propuso un proyecto para hacer frente a la pandemia a través de un call center y seis Centros de Prevención Médica (CPM) en el departamento de Matagalpa.

El Ministerio de Salud finalmente bloqueó la tarde de este domingo el proyecto de crear un call center y seis Centros de Prevención Medica (CPM) que este domingo 5 de abril propuso la Diócesis de Matagalpa para hacer frente a la amenaza del Covid-19 en el país

Después de celebrar a puertas cerradas la misa de Domingo de Ramos y bendición de palmas en la catedral San Pedro Apóstol, monseñor Álvarez, respaldado por 15 médicos voluntarios, anunció el proyecto con una conferencia de prensa en la que además advirtió que Nicaragua no está siguiendo las orientaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Lea además: Nicaragua confirma un sexto caso positivo de Covid-19

Mientras el régimen insiste en generar un ambiente de normalidad promoviendo actividades masivas en distintos puntos del país, monseñor Álvarez citó el comunicado del Consejo Presbiteral de la Diócesis de Matagalpa, emitido el 20 de marzo reciente, en el que los asesores episcopales llaman a que “el gobierno tome algún tipo de medidas que impliquen una especie de cuarentena en el país, (porque) no es momento para andar en las calles en actividades masivas”.

El obispo de Matagalpa advirtió que el covid-19 ha hecho colapsar sistemas de salud, incluyendo a los mejores del mundo, y “su impacto es desastroso; nada indica que en Nicaragua no nos puede pasar por lo mismo”.

Lea también: Minsa bloquea proyecto Centros de Prevención Médica para combatir el Covid-19 impulsado por Monseñor Rolando Álvarez

Hasta este domingo, el Ministerio de Salud reportaba solo seis casos positivos de covid-19 en el país, uno murió y dos sanaron y fueron dados de alta. Mientras que tres hombres de 70, 76 y 33 años permanecen hospitalizados y “delicados”.

Pero, monseñor Álvarez estimó que “durante los próximos días habrá un incremento en el número de personas contagiadas que podría corresponder al 30 por ciento de la población nicaragüense”.

“Esta es la razón por la que debemos tomar medidas drásticas para aplanar la curva de contagio y evitar el colapso del sistema de salud”, dijo monseñor Álvarez.