HRW critica de «temeraria» la respuesta de Daniel Ortega ante el coronavirus

La organización de defensa de derechos humanos Human Rights Watch (HRW) tildó este viernes de “temeraria» la respuesta ante la pandemia del coronavirus del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, por no haber implementado restricciones de viajes y por haber convocado actos masivos.

Además aseguró que las políticas que ha implementado desatienden las recomendaciones de los expertos en temas de salud y ponen en riesgo la salud y la vida de los nicaragüenses.

Lea además: OMS: levantar cuarentenas de forma anticipada puede llevar a “rebrote mortal”

“Ortega es el único líder latinoamericano que no ha hecho ningún anuncio público sobre cómo su gobierno abordaría la pandemia. Rosario Murillo, vicepresidenta del país y esposa de Ortega, les dijo a los nicaragüenses que se mantuvieran tranquilos y siguieran trabajando. Las autoridades han alentado la asistencia a escuelas y a actos multitudinarios, y solamente han dispuesto medidas de cuarentena voluntaria para aquellos que llegan del exterior», dijo HRW en un comunicado.

El organismo además hizo mención a las declaraciones de José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch, quien dijo que “mientras el mundo hace frente a la pandemia más grave del último siglo, el Presidente Ortega no ha aparecido públicamente y su gobierno actúa temerariamente”.

Puede interesarle: Hoteles de playa sin demanda. Ocupaciones en Pochomil y Masachapa no llegan ni al 50 por ciento, dicen administradores

En el comunicado, HRW se refiere a todas las concentraciones que ha realizado el régimen orteguista, a pesar de que las autoridades sanitarias llaman al distanciamiento social como una medida para evitar el contagio. Asimismo mencionó las convocatorias a actividades religiosas, a pesar de que la Conferencia Episcopal ha instado a los feligreses a quedarse en sus casas para evitar contagiarse del nuevo coronavirus. Así como el rechazo a la propuesta de monseñor Rolando Álvarez de implementar un plan de prevención ante el Covid-19.

A pesar de que el régimen orteguista no ha implementado medidas concentras para evitar un brote de Covid-1-, la población ha asumido su responsabilidad y ha tomado medidas como resguardarse en sus hogares y evitar concentraciones en restaurantes, centros comerciales y playas.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó recientemente su preocupación por la forma en que el gobierno orteguista está atendiendo la emergencia del Covid-19.

“En el contexto de la grave crisis de derechos humanos que persiste en el país, el Estado de Nicaragua podría poner en un riesgo adicional el disfrute de derechos, tales como la vida, la salud y la integridad de todas las personas en el país. En dicho contexto la CIDH hace un llamado urgente a las autoridades para que, en ejercicio de su deber de garantía de derechos humanos, adopte medidas eficaces de atención y contención de la pandemia, conforme a las recomendaciones técnicas y científicas internacionales, dirigidas a proteger los derechos humanos de las y los nicaragüenses”, señaló la CIDH en una nota de prensa.

Nicaragua registra hasta este viernes 10 de abril, ocho casos positivos de Covid-19 y una muerte, de acuerdo a la información que ha proporcionado el Ministerio de Salud (Minsa). El caso positivo más reciente se trata de un caso “no importado», pues el paciente tuvo contacto con otra persona que estaba contagiada con el nuevo coronavirus.