Nuevo caso de ébola a tres días de que se declarara el fin oficial de la epidemia

Las autoridades de la República Democrática del Congo confirmaron este viernes (10.04.2020) que se registró un nuevo caso de ébola en la localidad de Beni, en el oriente del país, solo tres días antes de que se proclamara oficialmente el fin de la epidemia. El brote, que comenzó el 1 de agosto de 2018 y ha dejado a 2.273 personas muertas, es el más letal que ha padecido el país.

“Después de 52 días sin ningún caso, los equipos de vigilancia y de respuesta sobre el terreno confirmaron un nuevo caso», dijo en su cuenta Twitter el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. “Lamentablemente, esto significa que el gobierno de República Democrática del Congo no podrá declarar el fin del brote de la fiebre hemorrágica el lunes, como estaba previsto», añadió.

Lea además: Epidemia de ébola: los médicos amenazados de muerte por combatir la enfermedad que mató a más 1.800 personas en un año

El comité multisectorial de respuesta a la epidemia detalló en un comunicado que “las informaciones preliminares indican que se trata de un hombre de 26 años, en el territorio de Beni”, y agregó que “nuestros equipos, en colaboración con la OMS, ya están sobre el terreno para profundizar en la investigación y poner en marcha acciones de salud pública”.

60 por ciento de mortalidad

La OMS había alertado que la posibilidad de que se detectaran nuevos casos era muy alta, debido a la inseguridad del territorio, donde existen “zonas rojas» donde los equipos médicos y de seguimiento no pueden entrar, y la dificultad de seguimiento de la situación durante estos casi dos años. La epidemia ha dejado un total de 3.310 contagios en tres provincias: Ituri, Kivu del Norte y Kivu del Sur.

Puede interesarle: Las pandemias más terroríficas de la historia

A pesar de contar con dos vacunas y un tratamiento que ha mostrado buenos resultados, la tasa de letalidad de este brote, que llega casi al 60 por ciento, es mayor que la de otras epidemias y que la de África occidental de 2014-2016, que dejó 11.000 muertos. El paciente reportado esta jornada habría muerto el jueves por la mañana en un hospital, tras haber presentado síntomas unos días antes, según una fuente sanitaria. No se sabe dónde ni cómo se contagió.

El virus del Ébola se transmite a través del contacto directo con la sangre y los fluidos corporales contaminados, provoca fiebre hemorrágica y puede llegar a alcanzar una tasa de mortalidad del 90 por ciento si no es tratado a tiempo.

DZC (EFE, AFP)