Amaru Ruiz: “Ortega y Murillo son traidores a las luchas sociales”

Es el presidente de la Fundación del Río, una de las primeras organizaciones ambientales en denunciar el gran incendio en la Reserva Indio Maíz, en abril de 2018. Su amor por la naturaleza le viene de su padre. Hoy está en el exilio por la persecución del régimen.

¿Qué olor le recuerda su niñez?
La tierra húmeda.

¿Cuál era su juguete favorito?
Un Power Rangers.

¿Cómo se describiría en tres adjetivos?
Directo, sensible, apasionado.

¿Ha tenido algún apodo?
Cuando estaba en el colegio me decían “La Máscara”.

Tres deseos.
Un mundo más justo, una Nicaragua libre y un ambiente sano.

Si pudiera cambiar algo en el mundo ¿qué sería?
El comportamiento del ser humano con la naturaleza.

¿Qué tipo de música le gusta bailar?
Bailo de todo, pero me encanta la cumbia y el merengue para bailar, incluso las chinameras (ríe).

¿A quién admira?
A nadie, me he decepcionado de los que he admirado al conocer la parte oscura de su ser.

¿Cuál es su comida favorita?
Pescado lagunero soasado en hoja de chagüite.

¿En qué país del mundo le gustaría vivir?
En Brasil.

Un recuerdo triste.
La muerte de mi padre.

¿Qué le pone nervioso?
Cuando tengo que ocultar cosas.

¿Cómo comenzó su lucha medioambiental?
Gracias a mi padre, que me llevó a los 6 años a Río San Juan y me enseñó la riqueza de biodiversidad que tenemos.

¿Qué es lo más difícil que ha vivido?
Salir como exiliado político de mi país.

¿Qué opina de Daniel Ortega y Rosario Murillo?
Traidores a las luchas sociales y ambientales de los más oprimidos.

¿Cómo ha vivido la crisis en el país?
Me ha afectado mucho mi estabilidad emocional.

Un mensaje para Nicaragua.
Sigamos luchando por la justicia, la libertad y la democracia de nuestro país.