Las altas temperaturas percibidas en estos días no son «normales», pero así seguirán

¿Le ha parecido que las temperaturas están más altas de lo que se considera normal en esta temporada? Si es así, tiene razón. Las temperaturas máximas se han elevado y los golpes de calor ahora son más frecuentes, señala Abdel García, coordinador del área de Cambio Climático del Centro Humboldt.

Es decir, afirma García, indudablemente marzo y abril son los meses en los que históricamente se han registrado las temperaturas más altas en Nicaragua; pero es obvio que “también estamos influenciados por un proceso de calentamiento global que va incidiendo en el incremento de las temperaturas».

Lea también: Pruebas para coronavirus donadas por el BCIE no están completas para usarse

“En un abril normal podemos tener olas de calor en los días en que las temperaturas máximas se pueden incrementar. Pero antes, en treinta días cinco podían presentar realmente altas temperaturas, ahora esa cantidad de días es mayor», explica el experto.

El otro problema, dice, “es que estamos observando mayor tendencia a que se disparen las temperaturas máximas, que son las que se perciben entre las 2:00 y las 3:00 de la tarde». Las temperaturas mínimas, que son las de la madrugada, no han bajado de 25 grados; pero las altas han oscilado entre 35 y más de 40 grados centígrados, cuando lo usual es que se mantengan entre 35 y, a lo sumo, 38 grados.

Puede interesarle: Policía orteguista secuestra al menos a cuatro miembros de una familia por mostrar globos azul y blanco en Juigalpa, Chontales

Eso significa que en unas pocas horas las temperaturas pueden aumentar hasta 15 grados o más. Y no lo hacen gradualmente, hay horas específicas en que de golpe pueden subir dos o tres grados. Y esos golpes de calor se están percibiendo principalmente a las 9:00 y a las 11:00 de la mañana.

Es “un problema muy serio», señala, preocupado, García. Se trata de “un cambio brusco de temperatura que te puede poner en estrés calórico. Ya hay noticias de personas que han fallecido en Nicaragua en días específicos en los que hay golpes de calor fuertes y sensación térmica arriba de cuarenta grados».

Otras señales

En zonas altas y tradicionalmente consideradas frescas, como Nueva Segovia, Jinotega y Madriz, se están están presentando “temperaturas altísimas», asegura el experto. “Allá por San juan de Río Coco un termómetro que en los últimos cinco años nunca había subido de 36.1 grados lo hizo hace unos ocho días». En esas regiones los instrumentos de medición están registrando temperaturas máximas de 36 y 38 grados.

Lea además: Gobierno de las Islas Caimán ayudará a los nicaragüenses que se quedaron varados tras el supuesto cierre de fronteras de Nicaragua

Pero una muestra incluso más evidente de los estragos del calentamiento global, señala García, es el calor que se ha percibido en meses en los que no suele haber altas temperaturas, como octubre e, incluso, diciembre.

En Nicaragua contribuimos al calentamiento global y al cambio climático a través de la quema de bosques y la transformación de bosques en zonas para uso agropecuario.

“Como agua de mayo»

De acuerdo con el monitoreo del Centro Humboldt, en la semana del 13 al 17 de abril de 2020, los cinco departamentos con las temperaturas más altas fueron León (45 grados), Chinandega (43 grados), Managua (41 grados), Madriz (39 grados) y Nueva Segovia (38 grados).

“Mientras no se establezca la temporada de lluvias, es posible que esas temperaturas se mantengan», dice García. “En este contexto solo la lluvia nos puede ayudar a regular las temperaturas».

Según el experto, la lluvia podría establecerse a mediados de mayo. Solo entonces las temperaturas comenzarían a descender.