Policía Orteguista asedia y amenaza a la presidenta de la Alianza Cívica en Río San Juan

La Presidente de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD), en Río San Juan, Janireth Del Carmen Mendoza, se encuentra desde la noche de este domingo, dentro de la vivienda de una vecina, en San Carlos, debido a que la Policía Orteguista mantiene un fuerte asedio contra la dirigente opositora y le impide salir hacia su casa, denunció la afectada.

Mendoza se encuentra junto a su hijo, cerca del parque central de San Carlos, rodeada por al menos 4 camionetas con Policías y parapolicías. Asegura que el asedio se da “por ser reconocidos opositores, desde abril 2018 nos asedian y los últimos días se ha puesto peor».

Lea además: Policía Orteguista hiere a dos autoconvocados y secuestra a otros cinco durante altercado en la Isla de Ometepe

Según la presidenta de la Alianza Cívica en Río San Juan, el domingo conducía su vehículo con destino a su casa, cuando fue interceptada por policías que le pidieron bajar del auto, entregar las llaves y entregarse a las autoridades para ser trasladada a la delegación policial.

Presidenta de @AlianzaCivicaNi de Río San Juan Jeanereth Mendoza sigue rodeada junto a su hijo por la policia y paramilitares, la situación es desesperante a esta hora.

— Eliseo Fabio Nunez M (@eliseonunez) April 20, 2020

“Iba con mi esposo y llevábamos a un volumen normal la música de protesta y nos detuvieron , pidieron papeles y todo en regla y nos dijeron que eran órdenes que entregaran el vehículo», explicó Mendoza.

Lea también: Policía orteguista secuestra al menos a cuatro miembros de una familia por mostrar globos azul y blanco en Juigalpa, Chontales

Mendoza afirma que se negó a entregar las llaves de su vehículo a los agentes. “Mi hijo vino y le iba a entregar la llave (a los policías) y yo se la arrebaté y me metí en un casa ubicada a cuadras de la mía», relata la dirigente de la Alianza Cívica, quien aseguró que los oficiales la amenazaron diciéndole que, “tus buenos años vas a estar presa».

“Estoy en el lugar donde pude meterme y yo creo que ya casi me sacan. La dueña del lugar tiene miedo», puntualizó.