El goleador de la Juvenil Especial acaricia el sueño de convertirse en futbolista profesional

Las emociones experimentadas desde niño en las “perreras” con los muchachos de Villa Soberana de Ciudad Sandino, sus compañeros de colegio y las ligas de Don Bosco sembraron en Salomón Palacios el sueño de convertirse en futbolista profesional. El deseo estaba ahí, apareció la oportunidad de hacerlo realidad y es esforzó cada día para intentar lograrlo.

Puede interesarte: El temor de Carlos Chavarría de contagiarse de Covid-19 en uno de los países africanos más afectados

Salomón Palacios parece que está cerca de conseguir su anhelo. En el Clausura brilló con el Managua FC compartiendo la distinción de máximo goleador de la Juvenil Especial (20 tantos), su mejor momento en esta categoría que sirve de antesala para la Liga Primera. “Quiero vivir del futbol, hacer lo que más me gusta y vivir de eso, ese mi sueño”, asegura el delantero de 19 años.

El atacante dudó en poder concretarlo, pero hace tres años miró una convocatoria para ir hacer una aprueba a la Juvenil del Juventus, aplicó y quedó. “En ese momento miré que había una posibilidad de conseguirlo y le puse interés, tenía la ilusión de llegar pero no estaba convencido porque no sabía cómo lograrlo”, recuerda Palacios, quien marcó más goles en su primer torneo con los Leones Azules de los registrados (18) en sus cuatro campañas anteriores con los Pibes.

Además lea: La amenaza del Gallo Estrada a Chocolatito sobre la pelea de revancha

Palacios aparentemente tiene la mentalidad para lograrlo. Aseguró que se cuida y no juega en perreras en el barrio. “Eso no ayuda”. Además no se da por vencido con facilidad, sabe que es un carrera compleja de muchos sacrificios y está dispuesto a superarlo. Ha tenido que trabajar duro para dar este primero paso. “He tenido, disciplina, paciencia y trabajado mucho para lograrlo”, sostiene el delantero de los Leones Azules.

Trabajo y perseverancia

Desde que comenzó en la Juvenil del Juventus con 16 años, le tocó disputar un puesto contra jugadores más grandes y debía esforzarse más para recibir su oportunidad de jugar. “Sabía que tenía mi talento, aunque no jugaba mucho nunca falté a los entrenamientos, trabajaba para mejorar y demostrar de que sí podía”, señala Palacios, quien es admirador de Cristiano Ronaldo porque es un jugador que ha trabajado mucho para lograr el éxito.

Lea: De demandar a su anterior club en México a goleador en Nicaragua: La historia de Fernando Villalpando

Palacios proviene de una familia humilde. Es el único hijo de Bertha Beltrán y Jesús Palacios. Su talento en el futbol le permitió tener mejores posibilidades de vida en el futuro al conseguir una beca deportiva en la UCA donde estudia segundo año de Contabilidad. “Si no fuera por la beca no estuvieras ahí, no tenemos las posibilidades económicas para pagar esa universidad”.

El delantero capitalino confesó que es complicado combinar estudios y deportes, pero no se rendirá y seguirá luchando por alcanzar su sueño.