Líderes estudiantiles hacen llamado a universitarios: «Si son forzados a ir a clases, cuídense»

Los líderes estudiantiles agrupados en la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) hicieron un llamado al autocuido a la comunidad universitaria que se integró este lunes 20 de abril a las clases presenciales, debido a que el régimen de Daniel Ortega se niega a suspender las clases para evitar el contagio masivo de la pandemia del Covid-19.

“Las acciones que deben tomar son más que todo de autocuido, porque aquí estamos claros que el gobierno no brinda las condiciones para que nosotros podamos resguardarnos. Si son forzados a ir a clases, cuídense. Es más, el llamado a clases demuestra la poca empatía que tiene el gobierno, que no le interesa lo que nos pase», dijo Sergio Midence Delgadillo, miembro del Movimiento 19 de Abril UNAN-León, en un conferencia virtual en la que participaron otros dirigentes estudiantiles, este miércoles.

El Consejo Nacional de Universidades (CNU) emitió un comunicado el 17 de abril, anunciando el retorno a clases este 20 de abril, pese a la crisis sanitaria por el riesgo de contagio del nuevo coronavirus. Once organizaciones estudiantiles opositoras, todas agrupadas en la UNAB, rechazaron el comunicado del CNU, por considerarlo “irresponsable y desconectado del contexto de la pandemia mundial del Covid-19», manifestaron en un pronunciamiento leído en la conferencia de prensa virtual.

Estudiantes universitarios toman sus medidas personales, para protegerse del Covid-19. LA PRENSA/ÓSCAR NAVARRETE

Los jóvenes además manifiestan en el escrito que es “imperativo en momentos como estos que las universidades tomen decisiones desligadas a las del Gobierno, haciendo valer la autonomía universitaria».

Asistencia escasa

A pesar de la apertura a clases oficial, los dirigentes estudiantiles confirmaron que la asistencia a los recintos universitarios ha sido escasa y en algunas universidades públicas solo se reporta la llegada de estudiante becados.

Ariel Sotelo, miembro del Consejo Político de la UNAB, explicó que las medidas de autocuido están dirigidas a esos estudiantes que están asistiendo a las clases presenciales. “Hay algunos estudiantes que van a seguir asistiendo a clases por miedo a la represalias que existen de parte de UNEN y en el caso de León, del CUUN», dijo Sotelo en alusión a la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN) y CUUN, organizaciones estudiantiles que actúan como brazo represor del régimen de Ortega en las universidades públicas.

La mayoría de los estudiantes universitarios que desde 2018 se comenzaron a organizar para demandar autonomía universitaria, fueron expulsados de las universidades públicas en las que estudiaban y no pueden regresar por las amenazas de los simpatizantes de Ortega, principalmente miembros de UNEN y CUUN.

Sotelo aseguró que las organizaciones estudiantiles se mantienen en contacto con los universitarios activos, quienes aseguraron mantienen sus demandas de siempre.

Recomendaciones y exigencias

En ese sentido, el comunicado hace siete exigencias y propuestas a las autoridades universitarias, de cara a contar con alternativas que permitan un potencial retorno a clases; entre estas exigen la suspensión parcial de las actividades académicas, por lo cual proponemos que se aprovechen los medios digitales con que algunas universidades cuentan, y que las demás universidades adecuen sus contenidos para transmitirlos en línea.

También proponen el uso de plataformas digitales como Zoom o Classroom para las universidades que no cuentan con plataformas digitales propias. Además piden garantizar medidas de prevención contra el Covid-19 al personal encargado de mantener y velar por el funcionamiento de las universidades cuyo trabajo es fundamental para el desarrollo de las mismas, esto incluye al personal académico y administrativo y a los estudiantes que por razones coercitivas deben asistir a los recintos.

La semana pasada, los dirigentes estudiantiles de la UNAB llamaron a la comunidad universitaria a no asistir a las clases presenciales, para evitar el contagio del Covid-19.