Qué pasó este martes con el petróleo, después de su peor día en la historia. Acá te contamos

El mercado del petróleo finalizó este martes colapsado por segundo día consecutivo, aunque un poco menos peor que el lunes, calificado por ahora como el día más negro en la historia del petróleo intermedio de Texas (WTI), luego de que su precio se volvió negativo, un hecho sin precedente en los mercados de futuros del crudo.

Al final de la jornada los contratos de compra del petróleo estadounidense con vencimiento a mayo lograron revertir el terreno negativo, al situarse en 9.06 dólares por barril luego de registrarse el histórico -37.63 dólares.

Es decir, que los tenedores de estos inventarios luego de pagar ayer 37.63 dólares para que otros compradores se llevaran el producto a sus centros de almacenajes, este martes los que aún conservaban residuos de esos contratos en liquidación recibieron un poco más de nueve dólares por su producto, finalizando así los contratos de referencia en mayo en positivo y cuyo periodo de vigencia de estos contratos caducó este martes.

Pero el colapso en los contratos de referencia en mayo contagió las nuevas negociaciones de compras con vencimiento en junio, cuyo barril se negoció este martes en 10.28 dólares, 51.76 por ciento inferior que el lunes cuando se cotizó en 21.31 dólares el barril.

Lea además: ¿Qué significará para Nicaragua un barril de petróleo a -37.63 dólares?

Durante la jornada este martes, el barril de WTI con entrega a junio- la nueva referencia de precio a futuro inmediato- llegó a tocar un máximo de 21.40 dólares, sin embargo no pudo mantener ese nivel y se desplomó a un mínimo de 10.01 dólares, desde donde se recuperó ligeramente hasta cerrar en 10.28 dólares.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trum dijo ayer que “este es un buen momento para comprar petróleo» y anunció que este país buscaría como agregar a sus reservas estratégicas de petróleo unos 75 millones de barriles, “si podemos comprarlo por nada, tomaremos todo lo que podamos».

La semiparalización de la economía mundial, que ha dejado en tierra a millones de aviones, embarcaciones y vehículos particulares, por el impacto del coronavirus ha dañado el mercado del petróleo, que también se han visto afectado por la disputa inicial de Arabia Saudita y Rusia, que en un principio emprendieron una guerra de precio, lo que provocó que el mundo se inundara del “oro negro» en medio de la pandemia.

Y aunque ambos países ya lograron acordar un fuerte recorte en el bombeo diario a partir del 1 de mayo, los analistas internacionales han advertido que debido a la situación económica global será difícil sacar del atolladero los precios la materia prima de mayor negociación en el mundo.

Esta situación tienen al límite los tanques de almacenamiento de crudo tanto en Estados Unidos como en el resto de las economías con reservas estratégicas, tanto en tierra como por mar. Los analistas han advertido que a mediados de este año se podría alcanzar la máxima capacidad de almacenaje de crudo.

Lea además: El crudo estadounidense WTI se desploma y se cotiza por debajo de cero por primera vez en la historia

Los especialistas parecen no estar equivocados sobre las escasas condiciones para que el crudo se estabilice. Nuevos cálculos divulgados este martes por la Agencia Internacional de la Energía (AIE) revelan que al finalizar el 2019, por día el mundo quemaba 100 millones de barriles de petróleo, pero en marzo- en plena explosión del coronavirus- el consumo había caído en 10.8 millones de barriles diarios.

Se espera que en abril, según la AIE, haya otra contracción de 29 millones de barriles por día respecto al mismo mes del 2019 y en mayo el mundo dejará de demandar por día 25.8 millones de barriles cada 24 horas.

Los números de la AIE dejan al descubierto que aunque Arabia Saudita y Rusia acordaron recordar a partir del 1 de mayo la producción diaria de petróleo en 9.7 millones de barriles, esto será insuficiente para estabilizar los precios.

Se derrumba el Brent

La hecatombe experimentada el lunes en los mercados del WTI – de referencia para Nicaragua- alcanzó al Brent este martes, que finalizó con un desplome de 31.92 por ciento en su precio, al pasar de 26.22 dólares el lunes en la bolsa de Londres a 17.85 dólares.

Durante la sesión este llegó a tocar un máximo de 26.22 dólares por barril, pero no logró mantenerse en ese nivel y se hundió a menos de 20 dólares. De esta manera el barril de crudo de referencia para Europa cerró a un mínimo no visto hace más de 18 años.

Este lunes la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) advirtió que el colapso del mercado del petróleo es un mal presagio sobre el futuro inmediato de la economía mundial y que será mayor el daño de que el petróleo esté en picada que el beneficio, tomando en cuenta lo que significa que la demanda de esta materia prima esté en crisis.

“Lo que se está viendo ahorita (en los mercados internacionales del crudo) es más de lo que se viene a futuro para Nicaragua, no tanto del lado del petróleo, sino del lado del crecimiento económico. Esto que está ocurriendo y que no había ocurrido nunca simplemente es un reflejo de cómo está disminuida la demanda por petróleo en el mundo y está disminuida precisamente por la situación global de recesión en la que están entrando casi todos los países del mundo y por lo tanto nos está demostrando hacía dónde va el mundo en términos económicos y hacia dónde vamos a ir nosotros también, es decir vamos hacia la profundización de la recesión», advierten los técnicos de Funides.