Lluvia de críticas a Trump por sugerir combatir el virus con «desinfectante»

“Veo que el desinfectante lo noquea en un minuto. En un minuto. ¿No habría alguna forma de hacer algo así con una inyección en el interior o casi una limpieza?», se preguntó el jueves (23.04.2020) Donald Trump en sus declaraciones diarias sobre la epidemia en la Casa Blanca. Esta sugerencia suscitó una lluvia de críticas por parte de especialistas.

“Esta idea de inyectar en el cuerpo o ingerir cualquier tipo de producto limpiador es irresponsable y peligrosa», declaró a la cadena NBC el director Vin Gupta, experto en salud pública y especialista en el pulmón y en cuidados intensivos.

Lea además: Costa Rica desarrollará pruebas para detectar el Covid-19

1) Yes, disinfectant will kill SARS-CoV-2 on the laboratory bench (in vitroo)
2) So will machine gun bullets, exploding TNT, etc. (on the laboratory bench).(in vitro)
3) The inside of the human body (in vivo) is very different from a laboratory bench. https://t.co/BXdDb3ndMD

— Dr Karl (@DoctorKarl) April 24, 2020

“Es un método utilizado habitualmente por la gente que se quiere matar», añadió. “De la misma manera, también inmolarse con fuego podría ser una alternativa útil», ironizó el centro de investigación francés Marseille Immunopôle, subrayando que el método sugerido por el presidente estadounidense “¡mataría al virus y a los pacientes!».

Puede interesarle: “Tenía miedo de dormir»: Periodista deportiva nicaragüense cuenta su proceso de recuperación de Covid-19

“Dejen de retransmitir estas ruedas de prensa sobre el coronavirus. Ponen vidas en peligro. Por favor, no beban ni se inyecten desinfectante», tuiteó por su parte Walter Shaub, exdirector de la oficina federal encargada de cuestiones éticas (OGE) durante la administración demócrata de Barack Obama. “Las ruedas de prensa de Trump son un peligro para la salud pública. Boicoteen la propaganda. Escuchen a los expertos. Y por favor no beban desinfectante», fustigó en Twitter Robert Reich, exsecretario de Trabajo del presidente demócrata Bill Clinton.