Daniel Ortega dice que EE.UU. busca «asfixiar» a Nicaragua con sanciones, cuando medidas solo afectan a sus funcionarios, familiares y empresas

El dictador Daniel Ortega ocupó su intervención en la conferencia virtual de los países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba) para seguirse quejando contra las sanciones que el gobierno de Estados Unidos (EE.UU.) ha impuesto a 21 funcionarios de su régimen.

La reunión era para abordar el daño de la pandemia del nuevo coronavirus Covid-19 a los países miembros del Alba. Sin embargo, Ortega no mencionó nada respecto a la crisis sanitaria en Nicaragua, prefiriendo endurecer su discurso contra EE.UU. y defender a su aliado político y económico, el dictador de Venezuela, Nicolás Maduro.

“Contra Nicaragua han dado continuidad, lo que llaman sanciones, que son agresiones, buscando asfixiar a nuestro pueblo. Se han vueltos expertos en asfixiar, pero nuestro pueblo tiene historia de batalla contra el colonialismo, contra el expansionismo norteamericano. Una historia de batalla en contra de los golpes de Estado impuestos, articulados por los gobernantes norteamericanos, que nos dice con toda claridad que estos pueblos, ni se venden, ni se rinden», dijo Ortega en la reunión del Alba.

Ortega mantienen una cuarentena junto a su familia en su residencia en El Carmen, desde donde ha aparecido públicamente en tres ocasiones desde febrero del 2020, y ha participado en dos cumbres virtuales, incluyendo la de este miércoles 10 de junio.

Siempre desde la comodidad de su hogar

Desde un salón de su casa, que es también su despacho presidencial, al dictador estuvo acompañado de su vicepresidenta y esposa, Rosario Murillo y el vicecanciller orteguista Valdrack Jaentschke en la reunión con sus aliados políticos del Alba, que era coordinada por Maduro desde Caracas, Venezuela.

Lea Además: Informe del Departamento de Estado resalta “retórica de odio» de parte del régimen orteguista contra Iglesia Católica

Ortega no mencionó la cifra de personas contagiadas con el Covid-19, de los muertos en Nicaragua, ni explicó si su régimen tiene un plan para enfrentar la crisis sanitaria y económica por la pandemia. Se dedicó a repetir la retórica de que los países desarrollados a pesar de sus sistemas de salud modernos, han fallado en enfrentar la pandemia del coronavirus.

Estados Unidos ha sancionado a un grupo de altos funcionarios del régimen orteguista por su responsabilidad en las violaciones a los derechos humanos durante la represión iniciada con las protestas ciudadanas en abril del 2018. Tres empresas vinculadas al negocio de la familia Ortega y Murillo han sido golpeadas por las sanciones, y la única institución de Estado es la Policía Orteguista (PO), por ser el brazo represor contra los ciudadanos.

Pero la versión de Ortega, que repitió a sus aliados del grupo Alba es que las sanciones de EE.UU. afectan a Nicaragua como país, pese a que las medidas solo tienen efectos individuales para los funcionarios. Se quejó igual por las sanciones contra los regímenes de Cuba y Venezuela.

Lea También: Coalición Nacional deplora despidos de médicos por el régimen orteguista

“Hoy más que nunca queda al descubierto lo que es la esencia egoísta, esclavista, porque se dan diversas formas del esclavitud del capitalismo salvaje, que pensaban que era la única alternativa para los países (…) Por eso se lanzaron contra el Alba, y la ofensiva del imperio contra Venezuela, contra Cuba, contra nuestros pueblos», dijo Ortega desde su casa.

El dictador nicaragüense si bien mencionó que la pandemia del coronavirus ha causado un impacto negativo en la actividad económica y sanitaria de Nicaragua no precisó sus efectos, y aunque no presentó propuestas concretas al Alba de cómo se puede ayudar a los países afectados, insistió en culpar a Estados Unidos y al resto de países desarrollados de haber agudizado el problema.

En Nicaragua “no se detuvo la actividad productiva de alimentos, porque ese es el elemento que se ha mencionado el impacto en el campo económico, en el campo social de esta pandemia», dijo Ortega, quien se ha negado a declarar la cuarentena nacional para frenar el avance de la pandemia como lo ha recomendado las asociaciones médicas independientes y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Puede interesarle: Estas son las 14 medidas económicas y sanitarias que demanda Cosep a Daniel Ortega

“La crisis económica provocada por las deficiencias estructurales del capitalismo salvaje, que no estuvo preparado para unir fuerzas sino que fue sálvese quien pueda. Las economías de estos países han sido sacudidas e indudablemente afecta el comercio mundial», dijo Ortega.

Maduro promete “vacuna universal» para los del Alba

Después de 3 horas y 15 minutos que duró la cumbre virtural, las pocas propuestas concretas hechas fueron las de San Vicente y las Granadinas de que el Alba debe coordinarse con la Organización Mundial de la Salud (OMS) para apoyar en la investigación de la vacuna contra el Covid-19, para que cuando esté lista se asegure la disponibilidad rápida para los países del grupo socialista.

El dictador Maduro acogió la propuesta. “La vacuna Alba contra el coronavirus, y asumir los tratamientos como prioridad inmediata para nuestros pueblos. Debemos desde ya hacer la alianza para la vacuna con la OMS, China, Rusia y las universidades que la están produciendo, eso debe asegurarse para garantizar la seguridad de la vacuna, para tener acceso inmediato, para distribuir millones de vacunas para los pueblos del Alba», señaló Maduro.

El dictador venezolano como coordinador del Alba orientó que se reuna el consejo político de cancilleres y de ministros de Economía “en 15 días a más tardar», para definir los mecanismos para concretar las propuestas del bloque.