¿Cuánto puede durar un tanque de oxígeno para un paciente con Covid-19 que se atiende en casa?

La duración de un tanque de oxígeno dependerá del nivel de gravedad del paciente; en los casos más críticos podría consumir un tanque de 2,500 litros en cuestión de unas cinco horas en promedio, mientras que otros, en estado grave, el mismo tanque les podría durar unos dos días. Este factor es otra de las realidades que deben enfrentar las familias al tratar a un pariente con sintomatología del nuevo coronavirus en casa; deben correr para reponer el oxígeno en un país donde el régimen orteguista sigue minimizando la pandemia de Covid-19.

Estas cifras son aproximaciones porque cada paciente es diferente y se aplica según sus propias condiciones al momento de ser atendido explica el especialista en salud pública, Alejandro Lagos, quien ha asistido pacientes sospechosos de Covid-19, de forma virtual.

Sostiene que en general, de unos diez casos, alrededor de cuatro requerirán oxígeno para enfrentar la enfermedad. En su mayoría, los pacientes leves no necesitarán oxígeno, los moderados podría usarse cuando la persona es muy aprensiva, se recomienda de 4 a 5 litros por minutos y de forma intermitente. En esto caso, un tanque grande podría durar cerca de una semana.

Lea además: Nicaragüenses se enfrentan a escasez de oxígeno en medio de la pandemia por Covid-19

No obstante, en los casos graves que están tratándose en casa y tienen una saturación de oxígeno por debajo de 90, el volumen sube a 10 litros por minuto, pero esto cambiará en dependencia de la marcación de la saturación, es decir, que cuando suba, se reducen, de forma gradual, los litros por minutos, pero siempre seguirá conectado al cilindro.

En estos casos, el tanque puede tardar dos días. Un paciente crítico, que implica 15 litros por minuto puede gastarse el tanque de tres a cuatro horas, que es prácticamente a como se usa en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), explicó Lagos.

El drama que atraviesan las familias nicaragüenses se da al momento que hay escasez de tanques de oxígeno. LA PRENSA corroboró esta semana que dos de las principales distribuidoras de este gas no tenían cilindros para hacer nuevos contratos, solo para rellenar.

Ante la alta demanda, en el mercado informal, comprar un tanque fácilmente puede pasar los mil dólares, en dependencia del tamaño y otros insumos médicos.

Lea también: Orteguismo despide a otro oncólogo del hospital La Mascota ¿Cuánto daña al sistema público de salud la salida de estos especialistas?

Cabe mencionar que por cada vez que la persona rellene el tanque, en una de las empresas, explicaron que debía pagar 915 córdobas.

Una fuente médica, que pidió se guardara su identidad, explicó que los tanques de oxígeno van desde los mas chiquitos, que tienen una capacidad de 42 litros y el más grande de hasta 7080 litros. Al igual que el médico Lagos, explica que la cantidad de tanques que una persona puede consumirse dependerá de la necesidad de litros de oxígeno que requiera, y del tamaño del cilindro.

“Los más comunes en el hospital, son los grandes, pero para la gente, para movilizarlo de un lado a otro son 42 litros, que si una persona está necesitando a cinco litro-por minuto- se le va a ir rapidísimo, se le va a ir en cuatro horas o seis horas, dependiendo de su necesidad”, expresó. El médico Jorge Manzanares dijo que no todos los pacientes con Covid-19 van a ocupar oxígeno, de hecho, la mayoría de los que él ha visto no lo necesitaron. La recomendación es que la persona con insuficiencia respiratoria, que es un grupo menor, es la que si necesita un cilindro, cuyo consumo dependerá, de la disposición médica acorde con su saturación de oxígeno que tenga.

Consumo de oxígeno

Una fuente médica que solicitó su anonimato explicó que en su experiencia con pacientes Covid-19 no toleran menos de cinco litros por minuto. Es decir, que “la necesidad de oxígeno de estos pacientes es grande”, expresó. Hasta este martes el Ministerio de Salud (Minsa) sostuvo que en el país hay 1,464 casos positivos y 55 muertes por Covid-19. Sin embargo, diferentes médicos señalan que existe un subregistro de contagios y fallecidos. Decenas de ellos enfrentan la enfermedad en casa, con el auxilio de médicos que se han dispuesto a dar asistencia, de forma remota.