Reo político Carlos Bonilla bajo vigilancia médica dentro del sistema penitenciario

Familiares del preso político Carlos Bonilla se presentaron al Sistema Penitenciario Nacional Jorge Navarro, en Tipitapa, el viernes por la mañana, para buscar noticias sobre la salud de este, ya que el jueves 11 de junio, otro familiar de reo les dijo que lo habían sacado de las celdas de máxima seguridad porque estaba mal de salud.

“Nos tocó esperar bastante, pero salieron unos custodios a decirnos que Carlos está recibiendo tratamiento dentro del penal y que está bajo vigilancia médica», expresó una familiar que prefiere omitir su nombre por temor a represalias.

Bonilla presentaba fiebre, dolor de cabeza y de cuerpo desde antes del 28 de mayo, comentó a su familia durante la visita de ese día, pero que los custodios le decían que estuviera tranquilo que el virus del Covid-19 no estaba dentro del penal.

Puede interesarle: Justicia orteguista condena a 90 años de cárcel a un hombre por la muerte del policía Hilton Manzanares

“Ese día le preguntamos si se estaba tomando el medicamento que le habíamos dejado para la fiebre y nos dijo que no le habían dado nada y que no siguiéramos gastando en alcohol en gel ni mascarillas, porque no le estaban entregando nada», dijo la familiar.

La preocupación es grande para esta familia, porque los custodias le dijeron que para verlo deben esperar hasta el 26 de junio que le toca la visita. “Usted sabe cuantos han salido muertos estando bajo cuido médico responsable acá afuera y ahora dentro del penal si no hay condiciones», expresó la afectada.

La abogada Yonarqui Martínez dijo que lo único que piden a las autoridades es que mantengan informada a la familia del estado de salud de Bonilla y si hay que trasladarlo a un hospital que les avisen, porque es bien difícil estar con esa zozobra de no saber nada de lo que pasa de un familiar dentro de la cárcel y enfermo.

Los privados de libertad vienen denunciando la presencia del virus dentro de la cárcel desde finales de mayo de 2020, pero las autoridades penitenciarias lo siguen negando.

Dos veces condenado

Carlos Bonilla López fue condenado a un año de prisión en marzo pasado, por supuesta tenencia ilegal de arma de fuego en el Juzgado Octavo Local Penal de Managua.

En el 2018, Bonilla fue condenado a 90 años de cárcel por cometer supuestamente el asesinato del policía antimotín Hilton Rafael Manzanares Alvarado, y del asesinato en grado de frustración de otros cuatro agentes. Fue amnistiado en junio de 2019 y puesto en libertad.

Puede interesarle: Régimen condena por segunda vez a autoconvocado en Managua

El 21 de enero de este año fue nuevamente capturado en la vía pública, por agentes que lo asediaban donde quiera que él se movía.

La juez orteguista Roxana Martínez Rosales también le impuso una multa de 6,239.72 córdoba, misma que según su defensa Yonarqui Martínez no podrá pagar porque ni cuando estaba en libertad lo dejaron trabajar por el asedio.

Desde que lo volvieron a meter preso está en celdas de máxima seguridad.