El aficionado que entró al estadio durante el partido del Barcelona trabajará en sus vacaciones para pagar la multa

Volvió la Liga española, una de las ligas a nivel mundial de mayor atracción por las figuras como Messi, Hazard, Griezmann, entre otras, que semana a semana maravillan en el mundo del futbol. No obstante, en su regreso tras el parón por coronavirus, el crack que se robó las cámaras, entrevistas, asombros, fue el joven que se coló en el partido Mallorca vs Barcelona. En tiempos normales este suceso sería visto como algo común, sin embargo como medidas preventivas a la pandemia, los partidos se juegan a puerta cerrada, lo que ponía aún más alto la dificultad en la meta del joven: tomarse una foto con Lionel Messi.

Puede interesarte: ¿Quién es el futbolista que podría convertirse en el primer nicaragüense en ascender a Primera División costarricense?

Un joven francés Antoine provocó un problema grande y del cual no se pudo esquivar. Con una multa que ronda los 2,300 dólares, además de hacer quedar mal a las medidas de seguridad de la Liga española, la madre tuvo que dar la cara y pidió perdón a través de un medio televisivo español que se comunicó con ella por videollamada. “Mi niño no era consciente de lo que hacía y pido perdón a su nombre. Cuando me llamó la policía para contarme me enojé muchísimo, y continúo aún. El está muy castigado y a consecuencia de esto tendrá que trabajar todas sus vacaciones para pagar la multa” contó la mujer al medio español Deportes 4, en el cual también aseguró que la acción de su hijo no fue con mala intención y que se dejó influenciar por sus amigos.

Era el minuto 54 de partido, Barcelona lideraba el marcador y de pronto el encuentro se detuvo. Los jugadores mirándose entre ellos, por tratarse de algo irónico, vieron a un chico correr en dirección hacia el capitán del Barcelona. “Lo tenía planeado desde hace mucho, incluso antes del coronavirus, cuando el partido se iba a jugar en marzo, porque quiero una foto con Messi, es mi ídolo” dijo Antoine a medios de comunicación en las afueras del estadio, minutos después de que la seguridad lo dejó libre.

Además, el joven de origen francés pero residente en la isla española, relató como logró burlarse de toda la seguridad, tanto de los al rededores como dentro de Son Moix, estadio del Mallorca. “Primero había una valla de dos metros para entrar al recinto, la salté fácil, entré al estadio, luego a la derecha, bajé al campo, salté otra valla y fui a por Messi, pero me rechazó la foto, por el virus supongo, pero al menos me miró. Luego seguridad me agarró fácil y me sacaron, le pedí a la policía que no fueran duros conmigo porque mi madre ya me esperaba en casa para matarme, y fueron muy amables” afirmó Antoine, que vestía una elástica de Argentina con el 10 de Messi y que también aseguró que no se arrepiente de nada porque ganó 200 seguidores en su cuenta de Instagram.