Juan Castro, exmánager del Bóer, fallece en Cuba

Juan Castro, quien con su defensa precisa, conducción inteligente del juego y disparo certero a las bases, se convirtió en gran referencia entre los receptores cubanos de todos los tiempos, murió este domingo en La Habana, a sus 66 años, víctima de un cáncer que lo aquejaba desde el año pasado.

Castro fue muy conocido en Nicaragua no solo por sus múltiples enfrentamientos ante la Selección Nacional de nuestro país, sino porque también fue mánager de los Indios del Bóer en la temporada profesional del 2013-2014, cuando metió a la tribu en la Final, aunque cayó 4-1 ante los Gigantes.

Nacido en San Cristóbal, Pinar del Río, Castro actuó durante 16 Series Nacionales y fue el receptor habitual de astros pinareños como Jesús Guerra, Rogelio García, Julio Romero y Omar Ajete, entre otros, quienes hicieron época en la pelota antillana y Castro fue esencial detrás del homeplate.

Su bate no fue estruendoso. Resumió .228, con 856 hits en 3,751 turnos. Entre sus cañonazos aparecen 146 dobles y 95 jonrones, mientras anotaba 399 carreras y remolcaba 453. Sin embargo, sus cifras a la defensiva, siguen siendo el parámetro por el que se mide a los cátcheres de la isla.

Castro actuó en 1,195 partidos detrás del plato y acumuló 9,450.2 innings en esa labor. Durante ese período, solo cometió 157 passed balls y atrapó a 330 de 705 corredores que intentaron robarle, para un porcentaje de éxito del 47 por ciento, de acuerdo al sitio web Baseball Reference.

Militó durante siete años en la Selección Nacional de su país, desde los Juegos Centroamericanos y del Caribe en La Habana en 1982, hasta el Mundial de 1988 en Italia. Su mejor actuación fue en el Mundial de Cuba en 1984, cuando resumió .452 y anotó 11 carreras en 11 juegos.

Castro defendía con mucha limpieza y elegancia, enmarcaba strikes con mucha precisión (envíos que parecían bola, los hacía lucir como buenos) y siempre impuso el orden con su brazo, sobre todo en eventos internacionales, donde se convirtió en un receptor temido para los corredores.