Tres hermanos mueren de Covid-19 en menos de diez días en Potosí, Rivas

En menos de 10 días una familia en Potosí, Rivas, ha perdido a tres de sus miembros. Tres hermanos murieron, y todos, dicen los familiares, fallecieron de Covid-19. Dos familiares cuentan la historia, piden que sea bajo anonimato porque además de la tristeza de haber perdido a sus seres queridos, han sido estigmatizados y sienten que los vecinos y conocidos los rechazan. Nadie llega a comprarles a la venta que han tenido durante toda su vida.

“La primera víctima fue mi mamá y luego fallecieron mis dos tíos, y en los certificados de defunción que me entregaron en el hospital de Rivas, se confirma que la causa de muerte de los tres es el Covid-19”, cuenta una de los familiares.

El pasado 3 de junio, cuenta la hija, su mamá de iniciales N.D.A., de 72 años, presentó dificultades para respirar y fue trasladadas al hospital, donde quedó ingresada. Cuatro días después, el 7 de junio, pese al esfuerzo de los médicos que la atendieron perdió la batalla contra el coronavirus. “Ella estaba ingresada en el área de pacientes con Covid-19, pero lamentablemente no logró recuperarse y tuvimos que realizar el funeral inmediatamente, en el cementerio de Potosí”, dice.

Lea también:Cementerio nuevo de Managua se llena de forma acelerada en tiempo del Covid-19

La segunda víctima

Cuatro días después de la muerte de su madre murió su tío, tenía 74 años. Se ganaba la vida comercializando plátanos en la ciudad de Jinotepe. “Lo de él fue rápido», cuenta. El virus continuó ensañado con la familia y la madrugada de este domingo, otro de sus tíos estaba mal. Él tenía 58 años. “Recibimos la noticia de que mi tío también había perdido su lucha contra el coronavirus. Para la familia esto ha sido doloroso y solo le pedimos a Dios que nos llene de fortaleza, que podamos seguir y no hayan más enfermos en esta familia. Ha sido duro ver partir a mi madre y a mis tíos, así, sin poder despedirlos», se lamenta.

Lea también: Silais Matagalpa: “Tenemos más de 3,000 personas medicadas en resguardo domiciliar»

Su mamá, reconoce, al igual que sus tíos no veían al coronavirus como una amenaza mortal, pese a que les aconsejaban tomar precauciones. “Creo que mi tío L.D.A., se contagió posiblemente cuando viajaba a comercializar plátanos a Jinotepe ya que salía sin tomar las debidas medidas de protección y mi tío A.D.A., quizás adquirió el virus en su puesto de venta de verduras”, cuenta.

La familia no solo está de luto. Ahora sufren el rechazo social de quienes conocieron a su mamá y sus tíos y que saben que fallecieron a causa de la pandemia. Toda su vida han vivido de una venta que tienen en su casa, del comercio de verduras y plátanos, pero que tras las muertes, ya nadie les llega a comprar.

“La pasamos mal», dice otro de los familiares. Cuenta que no venden igual porque la gente no quiere acercárseles porque le temen al contagio, pese a que el resto de la familia no presenta síntomas. “El problema es que tenemos dificultades para la comida, pagar los servicios básicos y los bancos. Los cobros no paran», se lamenta.

Médicos alertaron de brotes familiares

Esta no es la única familia que ha perdido a varios de sus miembros debido al coronavirus. Desde la semana pasada, en Nicaragua los médicos han alertado del aumento de brotes familiares lo que eleva el riesgo de que mueran varias personas de una misma familia. “El coronavirus se está manifestando en brotes familiares. En cada caso con síntomas pueden haber más (miembros) en la familia», dijo en su momento el doctor Alejandro Lagos.

El pasado 12 de mayo LA PRENSA contó la historia de dos miembros de una familia que fallecieron debido al virus. Una mujer de 59 años y su sobrino. Contó la historia Vladimir Rodríguez, hermano y sobrino de las víctimas, quien denunciaba que el régimen de Daniel Ortega ocultaba las cifras de contagios y también de muerte por Covid-19.

Puede interesarle: “Ellos siguen jugando con la verdad». Exmilitante sandinista denuncia la muerte de su hermano y su tía por Covid-19

Otro de los casos más recientes es el de la familia Alonso de León. El doctor leonés Máximo Alonso falleció el pasado 8 de junio y su hermano, el también doctor Adán Alonso, murió este 14 de junio.