Fisco le «saca el jugo» al Impuesto Selectivo al Consumo, principalmente vía bebidas

El régimen de Daniel Ortega sigue sacándole el “jugo” a la reforma tributaria. En el primer trimestre, el Impuesto Selectivo de Consumo (ISC) repuntó un 19 por ciento con relación a igual periodo del año pasado, principalmente por el impacto del ajuste fiscal en el impuesto que se cobra a las bebidas, revela el Informe de ejecución presupuestaria a marzo 2020, publicado por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

La recaudación global del ISC alcanzó un acumulado a marzo 2020 de 3,374.9 millones de córdobas, de los cuales 921.3 millones de córdobas (27.3 por ciento) corresponden al gravamen aplicado a las ventas internas y 1,248.5 millones de córdobas (37 por ciento) a productos importados y 1,205.1 millones de córdobas a impuesto específico al consumo de combustibles (35.7 por ciento).

“Con respecto al mismo periodo del 2019, se observa un incremento de 539.2 millones de córdobas (19 por ciento), de los cuales 208.9 millones de córdobas (29.3 por ciento) corresponden a ventas internas y 491.9 millones de córdobas (65 por ciento) a impuesto sobre las importaciones”, detalla el informe de ejecución a marzo. Mientras que los combustibles cayeron 161.6 millones de córdobas.

Lea además: Bebidas y cigarrillos se encarecen en pleno inicio de año en Nicaragua por efecto de la reforma tributaria, mientras la dictadura se hace la “sorda» y “muda»

El año pasado la reforma tributaria golpeó principalmente por el lado del ISC importado a productos como agua gaseada, agua mineral, alcohol, cervezas, cigarrillos, gaseosas, jugos, refrescos, rones, vinos y otros bienes.

16 meses después de la brutal reforma

Esto ocurre 16 meses después que se aprobó la reforma a la Ley de Concertación Tributaria, que triplicó la carga impositiva de las empresas importadoras y distribuidoras de todo tipo de bebidas, lo que propició ese incremento en la recaudación. Ya que con la reforma tributaria el cobro de los impuestos se comenzó a calcular sobre un precio al detallista irreal, según ha planteado el sector.

La presidenta de la Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua (CCSN), Carmen Hilleprandt, dijo que el informe de ejecución presupuestaria evidencia porque nunca se le prestó atención a la demanda que hicieron los importadores y distribuidores de bebidas.

“En el primer trimestre fue bien eficiente la recaudación, fueron casi 1,400 millones a través de comercio exterior, que es a través de aduana, o sea todo lo más grande que se ve de recaudo fue a través de aduana, yo sé y como me dicen las aduanas son para recaudar, sí pero hay que ver la crisis en que vive el país”, sostuvo Hilleprandt.

Lea también:Aduana de Nicaragua triplica el cobro de impuestos a empresas de bebidas

La presidenta de la Cámara de Comercio indica que tras la reforma fiscal en marzo del 2019 muchas empresas tuvieron que asumir ese costo para no perder clientes y otras decidieron trasladarlo al precio final al consumidor.

No obstante afirma que “el sector aún no pierde la esperanza que haya una revisión en la reforma y que este cobro antojadizo sea quitado, y más en este tiempo que el consumo ha disminuido por la crisis sanitaria”.

Más aporte al fisco por importaciones

Según el informe de ejecución presupuestaria, en el primer trimestre de este año productos como cervezas y bebidas alcohólicas fueron lo que más aportaron en ingresos al erario a través del ISC por ventas internas, que coincide con aumentos de precios que en diciembre aplicaron algunas empresas de bebidas.

Por ejemplo, el aporte fiscal en ventas internas de bebidas alcohólicas aumentó en 63.4 millones de córdobas con respecto a igual periodo del año pasado. Es decir que hasta marzo de este año por este impuesto se recaudó 171.7 millones de córdobas, superior a los 108.3 millones de córdobas captados el año pasado.

En el caso de la cerveza, esta aportó en el primer trimestre 558.5 millones de córdobas, 116.2 millones de córdobas más que en el 2019.

Puede interesarle:Cobro aduanero pone en riesgo el abastecimiento de todo tipo de bebidas en Nicaragua

En el caso del agua gaseada entre enero y marzo generó 118.3 millones de córdobas, inferior a los 147.1 millones de córdobas captados en el mismo lapso el año pasado.

En el caso del ISC por importación, este año el informe no muestra el detalle de que rubro aportó más. Pero en términos globales refleja que hasta marzo por ISC de importación se captó 1,248.5 millones de córdobas, por encima de los 756.5 millones percibidos el año pasado.