Hospitalizan de emergencia a monseñor Bosco Vivas Robelo, obispo emérito de León

La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) confirmó este martes que monseñor Bosco Vivas Robelo, el obispo emérito de León, fue hospitalizado de emergencia por presentar problemas de salud.

La Parroquia Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza, cercana al religioso de 79 años, publicó en su página oficial que el sacerdote sufre un serio quebranto de salud.

“Oremos por nuestro Obispo Emérito Monseñor César Bosco, ya que se encuentra delicado de salud. Pidamos a María Santísima que como madre de todos, esté siempre con él en cada momento», citó la parroquia en un comunicado sin explicar la enfermedad que lo aqueja.

La CEN tampoco brindó detalles de los padecimientos de salud de Bosco Vivas y solo aseguró en un breve comunicado que fue hospitalizado “por afectaciones de salud».

Según fuentes religiosas, el obispo se encontraba asistido en su casa, en Managua, desde hace varios días. César Bosco Vivas Robelo es el obispo emérito de la Diócesis de León en Nicaragua. Se ordenó sacerdote el 17 de mayo de 1970 por su Santidad Paulo VI, en la Basílica de San Pedro en Roma.

Papa Francisco aceptó su renuncia

Vivas Robelo fue nombrado II obispo titular de Mididi y Auxiliar de la Arquidiócesis de Managua por el Papa Juan Pablo II el 8 de octubre de 1981. Fue consagrado Obispo el 21 de noviembre de 1981. El 2 de abril de 1991 el Papa Juan Pablo II le confió el obispado en la Diócesis de León de Nicaragua.

El obispo fue criticado por su postura durante los eventos políticos de 2018, en el que los leoneses reclamaron que les diera la espala y evitara condenar la represión gubernamental, en una ciudad que ardió y donde decenas de estudiantes y ciudadanos resultaron muertos por la acción de policías y parapolicías del régimen Ortega-Murillo.

El papa Francisco aceptó su renuncia, por haber cumplido la mayoría de edad, y puso como sucesor a monseñor Sócrates René Sandigo Jirón. En julio pasado tomó el hábito de la orden dominicana.